LETICIA MONTAÑEZ | NTRZACATECAS.COM
LETICIA MONTAÑEZ | NTRZACATECAS.COM

SOMBRERETE. Raúl Gómez Cortez, delegado de la comunidad Ignacio Allende, informó que se padecen distintas necesidades, las que no tienen alternativa de solución inmediata.

Explicó que la comunidad cuenta con una población aproximada de 450 habitantes, quienes no tienen agua potable, debido a que el pozo tiene poca agua y, por tal motivo, la bomba se quemó y hasta la fecha no se ha arreglado, porque no se cuentan con los recursos económicos necesarios.

Asimismo, la energía eléctrica constantemente falla, ya sea por los vientos fuertes o las lluvias; “en realidad no se saben a ciencia cierta por qué falla tanto; es otra razón por la que la bomba de agua se quema, a parte de la poca agua del pozo”.

Por otro lado, la vía de acceso al rancho se encuentra en muy malas condiciones y en tiempo de lluvias no se puede transitar.

El drenaje, comentó el delegado, también se encuentra dañado, ya que presenta obstrucciones en varios tramos de la red, lo que provoca que, poco más de la mitad de la población, tenga afectaciones en el drenaje de sus viviendas.

Gómez Cortez detalló que se realizó un trámite para la perforación de un nuevo pozo, proyecto en el que el Departamento de Obras públicas hizo el levantamiento y estudio del suelo, pero aún no se sabe para cuándo procederá el proyecto.

Gómez Cortez refirió que los habitantes de Ignacio Allende prefieren compran el agua de garrafón para el consumo humano, mientras que para los quehaceres del hogar usan el agua de un arroyo.

Mencionó que, desde las pasadas administraciones, se han hecho varias solicitudes para la solución de estas necesidades de la comunidad, pero continúan sin respuesta, “ahora lo que dicen es que no hay dinero para estas obras”.

 


Los comentarios están cerrados.