REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

SAN ANTONIO, Texas .- Después de sobrevivir a la asfixia en un tráiler abandonado en esta ciudad, al menos 13 indocumentados mexicanos se encuentran detenidos, supuestamente en calidad de testigos, en una prisión federal.

Michael McCrum, abogado asignado por la Corte para defender a los migrantes, aseguró que la detención no es normal, pero las autoridades la realizaron para evitar que se regresen a México antes del juicio contra quienes resulten responsables de la tragedia.

“(Están detenidos), pero no es justo, no nos parece justo”, expresó el ex fiscal federal.

“El Gobierno tiene testigos, pero ellos tienen miedo de que se vayan a ir para México, por eso ellos los detienen”.

El domingo, un tráiler con 39 migrantes en su interior fue hallado en el estacionamiento de una tienda Walmart en la entrada a San Antonio.

Diez de los migrantes murieron asfixiados y 29 resultaron lesionados.

De los lesionados, 13 salieron del hospital y son los que están están retenidos, mientras que dos menores más fueron puestos a disposición de refugios y los 14 restantes siguen hospitalizados.

Los 13 mexicanos están detenidos en el Central Texas Detention Facility, en el centro de San Antonio, en calidad de testigos dentro de la causa criminal que se integra contra los responsables de la tragedia.

Están bajo resguardo de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) y por ahora no pueden comunicarse con sus familiares.

McCrum aseguró que a los migrantes no les levantarán cargos y que un juez tendrá que determinar, en un juicio aparte, si los deporta o les otorga visa humanitaria para permanecer de forma legal en Estados Unidos.

Los restos de los 10 fallecidos están en la Bexar County Morgue, que es el anfiteatro de San Antonio, donde esperan que sus familiares lleguen por ellos.


Los comentarios están cerrados.