KAREN CALDERÓN | NTRZACATECAS.COM
KAREN CALDERÓN | NTRZACATECAS.COM

Zacatecas.- El comercio ambulante se apropia de plazas, avenidas, callejones y jardines de la capital, si bien es cierto su existencia no es reciente en los últimos meses y el número de puestos aumentó en recientes fechas, esto, pese a los propósitos del ayuntamiento de Zacatecas por quitarlos.

Ganan espacio en las banquetas y son un obstáculo para el paso peatonal, y en muchos casos, los transeúntes tienen que bajar a la calle para poder llegar a su destino.

La imagen que le dan al Centro Histórico es calificada por los ciudadanos y visitantes como mala, ya que lo primero que ven son los diversos puestos de comida, ropa y pan sobre las avenidas, en lugar de poder apreciar la cantera rosa de sus edificios, la arquitectura y estilo colonial.

Sitios como el Mercado Arroyo de la Plata, la calle García de la Cadena, Plaza Bicentenario, Plaza Genaro Codina, callejón de la Bordadora y el Jardín Juárez, son los principales espacios afectados por el comercio ambulante.

A pesar de que la actual administración, encabezada por la alcaldesa Judit Guerrero López, manifestó su interés por eliminar este comercio de las plazas y avenidas de la zona centro, el problema continúa, ya que muchos comercios estables colocan toldos y lonas en la vía pública.

En este sentido, el titular de la Secretaría de Finanzas (Sefin) y Tesorería del Ayuntamiento de Zacatecas, José de Jesús Salinas de Ávila, aseguró que el comercio ambulante en la capital se ha controlado desde el inicio de esta administración.

Debido a las grandes molestias que este tipo de trabajo informal afecta el transitar por las calles de la ciudadanía, comunicó que se trabaja en el control del comercio ambulante, a lo que dijo que “buscamos tener un orden y que no se quiten los espacios del ciudadano para poder caminar por el centro de la ciudad”.

Este control se ejecuta a través vigilancias permanentes, que realizan por los supervisores de plazas y mercados, en las que se supervisa tanto al comercio ambulante como al establecido que se sale de los límites establecidos.

Salinas de Ávila reveló que dentro de estas vigilancias se han retirado puestos, pero debido a que no tienen un giro definido, estos se vuelven a colocar en otro espacio.

Por tal razón, mencionó que se les hace la invitación a los ambulantes para ocupar un espacio dentro de los mercados y plazas del municipio, ya que existen lugares sin ocupar.

El cobro que se hace a estos comerciantes es de 32 pesos por cada dos metros de espació utilizado, informó.

Finalmente, aseguró que dentro del municipio, se cuenta con siete tianguis ambulantes, contando con un padrón aproximado de 120 personas que ejercen este comercio en la capital.


Los comentarios están cerrados.