CLAUDIO MONTES DE OCA | NTRZACATECAS.COM
CLAUDIO MONTES DE OCA | NTRZACATECAS.COM

TEPETONGO. La tranquilidad se respira en los pequeños pueblos que rescatan riqueza natural y cultural, elementos que posee Tepetongo.

Ubicado a una hora de la capital zacatecana, entre dos cordilleras que forman el Cañón de Tlaltenango, este municipio fue fundado hace más de 400 años en terrenos planos y montañosos.

Sin duda, uno de los principales atractivos es la Parroquia de Tepetongo, en honor a San Juan Bautista; su complejo arquitectónico refleja una belleza única que cualquiera puede disfrutar.

La plaza principal luce adornada por la vegetación que le rodea. Justo al centro del recinto existe un quiosco típico de las plazas de los pueblos zacatecanos, donde la gente sale a tomar un helado, comer unos churros, o simplemente para apreciar el entorno.

Al internarse en las entrañas del pueblo se respira la humedad del ambiente; el inicio de la zona de riqueza natural llena de verdes campos, abundantes pastos y grandes árboles.

Hay quienes gustan de apreciar las viejas haciendas que abundan en este municipio, algo que sin duda también vale la pena ver.

Las personas que van de paso por el pueblo no pueden irse de Tepetongo sin pasar por una torta, una de la comidas preparadas más famosas de este poblado.

También la belleza del lugar queda enmarcada por la tranquilidad del agua de la presa, que aporta a la salida de la cabecera municipal un paisaje armónico muy agradable a la vista.

Otro espacio para visitar en Tepetongo es la unidad deportiva, un lugar perfectamente cuidado, conformado por un sinnúmero de árboles, ideal para hacer un picnic y practicar algún deporte como basquetbol, futbol, entre otros.


Deja un comentario