CUQUIS HERNÁNDEZ | NTRZACATECAS.COM
CUQUIS HERNÁNDEZ | NTRZACATECAS.COM

LEÓN. El final feliz de una historia de noviazgo que comienza como marido y mujer para Alberto Gabriel Díaz Hernández y Hortensia Ibarra Méndez, quedó plena de inigualables recuerdos en una boda de ensueño que, sin duda, quedará para siempre en la memoria de los enamorados y de quienes acompañaron a la pareja en su día más especial.

El objetivo de que el suyo fuera un enlace sin igual se cumplió para los esposos, quienes decidieron realizar la ceremonia religiosa, así como la recepción, en la ciudad de León, Guanajuato.

Los jóvenes estuvieron acompañados por sus padres, Osvaldo Ibarra y Hortensia Méndez, así como por Susana Hernández, quienes acompañaron a sus hijos en esta decisión.

También estuvieron sus padrinos de velación, Margarita Hernández y José de Jesús García; de lazo, Oralia Ibarra Méndez y Octavio Hernández, y de anillos, Angélica Méndez y Leobardo Picazo.

En la organización del acontecimiento se cuidó hasta el último detalle para dar ese toque de elegancia y buen gusto que no sólo disfrutaron Hortensia y Alberto, sino también sus familiares y amigos, todos zacatecanos.

El Templo Expiatorio del Sagrado Corazón de Jesús fue el recinto religioso donde los novios se dieron el sí, ante un sacerdote que les hizo reflexionar acerca de la unión matrimonial y del cuidado que la pareja debe tener a lo largo de su unión, para que ésta prospere y se fortalezca ante las adversidades.

Más tarde, la recepción se llevó a cabo en la ex hacienda Cruz de Cantera, acogedor lugar que dio el último toque de lo que se esperaba fuera una fiesta inolvidable para los asistentes, quienes bailaron diversidad de ritmos hasta muy entrada la madrugada y disfrutaron de grata compañía hasta el final.


Nuestros lectores comentan