SILVIA ALVARADO | NTRZACATECAS.COM
SILVIA ALVARADO | NTRZACATECAS.COM

VETAGRANDE. El municipio decidió que personas deportadas se integren a trabajar en las obras de infraestructura con las que se cuenta, aunque son escasas, ya que algunos han rechazado el apoyo monetario que el Servicio Nacional del Empelo (SNE) tiene para ellos de 2 mil 500 pesos mensuales.

El presiente municipal Juan Antonio Herrera Morúa aseguró que este problema fue un conflicto para el departamento de migración del ayuntamiento, ya que “a pesar de que han sido pocos, muchos de ellos no quieren recibir los apoyos del SNE y piden que se les dé mano de obra”.

Hasta el momento, sólo una persona ha sido integrada a laborar “y le otorgamos mil pesos como apoyo mediático”, explicó el alcalde.

Dijo que esta situación es porque “ellos se van para allá (Estados Unidos) y desconocen a dónde arrimarse cuando llegan aquí”.

Sin conocer cuál es el número de personas deportadas, el alcalde mencionó que ante la carencia que se tiene de obras, la mayoría de ellos han sido enviados a los departamentos de migración de gobierno del estado, porque “no hay recurso que alcance para solventar las necesidades las personas, independientemente si son migrantes o nativas del municipio”.

“Estando en los Estados Unidos tienen una mejor vida que estando en México, aquí en Vetagrande cada uno de los habitantes tiene un familiar migrante, yo tengo a mi sobrino y le digo que por qué no se viene y prefiere aguantarse allá”.

Reitero la invitación para aquellos que tienen pensando regresar en busca de una nueva oportunidad de trabajo, “porque la intención que se tiene es que la mano de obra se quede en el municipio”.

Adelantó que hay pláticas con directivos de las empresas mineras Contracuña-Santacruz Silver Corp y Santacruz Silver, porque los deportados no quieren trabajar en una mina.

Respecto de posible operación de coyotes en comunidades o cabecera municipal, dijo que “sólo es la delincuencia como lo es el robo de ganado y de vivienda”.

 


Los comentarios están cerrados.