ERIK FLORES / ntrzacatecas.com
ERIK FLORES / ntrzacatecas.com

Como un homenaje a Engracia, mujer pre y posrrevolucionaria con estudios primarios, que trabajó como enfermera empírica y que vio nacer miles de zacatecanos, hace siete años surgió La Casa de Engracia.

Este sitio, dirigido por la artista plástica Sonia Félix Cherit, promueve a los creadores locales y extranjeros que difícilmente acceden a los espacios y apoyos institucionales.

Para esta celebración, La Casa de Engracia montó la exposición Mujeres migrantes, en homenaje a las mujeres que se han ido de su tierra a otras latitudes, obligadas por las circunstancias económicas, de violencia o para preservar sus familias.

De acuerdo con Sonia Félix, el número siete concuerda con los años de celebración, los siete días de la semana, las siete notas musicales, los siete pecados capitales, los siete mares: expresión que se usa al hablar, en general, de todos los mares o de un grupo determinado de mares que varía según la época y los pueblos.

Asimismo, en La Biblia es considerado como el número perfecto, coincide con los siete brazos del Menorá, el candelabro sagrado y litúrgico judío, los siete sabios de Grecia, los siete metales conocidos en la antigüedad: hierro, cobre, estaño, mercurio, plomo, oro y plata.

También refiere los siete sacramentos: bautismo, confirmación, eucaristía, penitencia, unción de los enfermos, matrimonio y orden sacerdotal.

En las actividades de la celebración del séptimo aniversario, este miércoles, a las 19 horas, la catedrática Diana Arauz impartirá la conferencia Mujeres viajeras a inicios del siglo 20: Noruega, Estados Unidos, México.

La Casa de Engracia se ubica en la calle Víctor Rosales 146, en el Centro Histórico de Zacatecas.


Los comentarios están cerrados.