DANTE GODOY | NTRZACATECAS.COM
DANTE GODOY | NTRZACATECAS.COM

Zacatecas.- Los avances en el campo de la salud son reconocidos por la sociedad, más cuando se trata de zacatecanos que brindan su conocimiento para tratar el Parkinson, tal como lo hace el profesor titular del Departamento de Fisiología, Biofísica y Neurociencias del Centro de Investigación y Estudios Avanzados (Cinvestav), Daniel Martínez Fong.

En entrevista para NTR Medios de Comunicación manifestó que su estudio para contrarrestar los efectos del Parkinson está basado en partículas microscópicas (nano partículas) que se canalizan a las neuronas degeneradas que derivan en la enfermedad.

Informó que las personas con este padecimiento llegan a ser 500 por año en México, y Zacatecas no está exenta de la enfermedad; “es exponencial el crecimiento y tenemos que hacer lo mejor para poder ayudar a quien lo padece”.

Dijo que –casi por accidente– se descubrió que las nano partículas ayudan al proceso de regeneración celular, para contrarrestar el cáncer en el paciente. “Cuando se comienzan a generar células muertas en el cerebro, entonces comienza una etapa de cáncer, los llamamos genes suicidas o proapoptóticos, como es el nombre científico atribuible”.

Martínez Fong comentó que a raíz de ello se pudo desarrollar una posible cura para el cáncer de mama, de pulmón, para neuronas y de próstata, lo que permite mandar nuevos genes que promuevan el crecimiento nervioso cerebral y su regeneración.

Aunque el desarrollo de estas pruebas está aún en etapa de experimentación con animales, Martínez Fong estimó que está próximo a que se dé la autorización para aplicarlo en humanos.

Habló también de los costos, que estimó en miles de millones de dólares, y lo que hace falta es el acompañamiento de una compañía emergente Startup para recabar inversionistas de capital de riesgo Venture capital.

Una vez acreditada esa etapa se puede implementar en humanos, y de manera paralela gestionar los permisos ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) para aplicarlo.

Agregó que para la cura del Parkinson, ya se tiene la dosis, por lo que es importante saber cómo se hace la transferencia a un organismo.

“Para ello vamos a Inglaterra la siguiente semana para conocer de instituciones que ya han hecho transferencias genéticas como Imperial Innovation y Cambridge Enterprises, por citar algunas”.

El científico comentó que el Parkinson no duele, pero sí a los familiares porque es una enfermedad incapacitante, y son quienes tienen que atender al paciente.

“Para el familiar es pesado, moralmente doloroso, físicamente doloroso y económicamente doloroso; puede costar billones de dólares por año”.

 Trayectoria

Es médico cirujano por la Facultad de Medicina Humana de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ); maestro y doctor en Ciencias por el Departamento de Fisiología, Biofísica y Neurociencias del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Tiene publicaciones en revistas de divulgación científica de prestigio como Brain Research, Neuro Science y Biochimica et Biophysica Acta (BBA) que lo perfilan como uno de los científicos mexicanos más preparados en su ámbito.

FOTO: HUGO LEANDRO


Los comentarios están cerrados.