En promesas

Aunque en más de una ocasión el alcalde ha dicho que funcionario que no dé resultados se va, para muchos esta promesa ha quedado sólo en palabras; pareciera que hay algunos funcionarios que sólo van a la presidencia municipal a cobrar, ¡ya no es novedad!

Cuentan en los pasillos (de la presidencia, ya sabe) que hay algunos servidores públicos que desde que tomaron el cargo, la pereza y la avaricia se han vuelto sus principales cualidades y para muestra de ello está el director del Implan, Eduardo (Lalo para los cuates) Paniagua, quien de inmediato se justifica con que no cuenta ni siquiera con una oficina para trabajar, ¡ay pobrecito!

A varios meses que tomó el cargo, se la ha pasado anunciando proyectos (que sólo están en su cabeza) y a la fecha ninguno ha consolidado… los chismosos cuentan que es algo que no le preocupa en lo más mínimo, pues sin falta, cada quincena, le llega su pago, ¡que abusivo!

 

Flojo

Otro que como diría la chaviza se la pasa tirando barra es el titular del Departamento de Comercio, Espectáculos y Alcoholes, Luis Roberto Bonilla, pues, aunque no era común encontrarlo en su oficina, desde que inició el arguende de la feria es imposible.

Recordará usted, estimado lector, que Luis Roberto Bonilla forma parte del comité organizador de la feria, al igual que otros funcionarios, pero él a diferencia de los otros se la vive en el recinto ferial, ¿haciendo qué? Paseándose por todas las instalaciones de la feria, ¡ah no bueno, no se vaya a cansar!

Dicen los enterados que Luis Roberto Bonilla en las últimas semanas, bajo la excusa de que su trabajo en la feria es muy agotador y no tiene la energía (capacidad) para atender las dos áreas que están a su cargo y como es menos complicado andar deambulando en la feria, se ha enfocado a esa labor.

 

Peleados

Ahora si se acabó la amistad entre el edil Jesús (Chuy Calcuta para sus fieles) Badillo y el independiente, ¿de quién? Raúl Ulloa, ya que éste último ha filtrado información que nada ayuda a la imagen del primero…

Cuentan que Raúl Ulloa se molestó porque había el compromiso de ir en coalición en el próximo proceso electoral y como a él los del PRI no le dan ni los buenos días, rompió cualquier lazo afectivo con Chuy Calcuta.

Dicen los chismosos que la envidia invadió al independiente, ¿de quién?, ¿y cómo no?, pues hasta la fecha nadie se ha acercado a él para hacerle algún ofrecimiento político y quienes lo apoyaron en su campaña ahora más que nunca le dan la espalda, ¡ay cosi!


Los comentarios están cerrados.