REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO. Justo a unos días de que se cumplan 30 años de la edición de A Momentary Lapse of Reason, el primer trabajo de Pink Floyd tras la salida de Roger Waters, David Gilmour habló de la dificultad que representó para la agrupación británica mantenerse a flote.

Aquella placa fue lanzada al mercado el 7 de septiembre de 1987, desatando con ello una enorme gira de promoción a nivel mundial en la que el grupo sobre el escenario resultaba algo extraño para un sinfín de seguidores.

“Seguir con Pink Floyd sin Roger fue algo duro, como cualquiera puede imaginar”, reconoció Gilmour al portal In The Studio, para luego matizar que la aceptación llegó por parte del público.

“Cualquiera estaría feliz y confiado al final, cuando seguimos e hicimos lo que hicimos, con un álbum, saliendo de gira. Todo estaba justificado”, argumentó el también guitarrista, quien asumió el liderazgo de Floyd desde aquel álbum, empatando con el retorno a la cuadrilla del tecladista Richard Wright.


Los comentarios están cerrados.