Notimex / ntrzacatecas.com
Notimex / ntrzacatecas.com

México.- México es la plataforma de negocios para Centroamérica y El Caribe de la empresa de dispositivos médicos Becton Dickinson (BD), y una de las sedes más importante de manufactura, con seis plantas en nuestro país.

Sus plantas se ubican en Tijuana, Nogales, San Luis Potosí y tres en el complejo de Cuautitlán, Estado de México, en este último se encuentra la sede más grande de fabricación de jeringas prellenadas a nivel mundial.

La producción anual de la planta de Cuautitlán (HYPACK) es mayor a mil 300 millones de unidades y representa 60 por ciento de la manufactura a nivel global.

En la planta de Tijuana se producen 1.4 millones de catéteres intravenosos por día, y en la de San Luis Potosí se lleva a cabo la fabricación de millones de piezas de tubo cortado para agujas que se exportan a Estados Unidos y Asia.

De visita en México, Vincent Forlenza, CEO de Becton Dickinson, destacó el valor que nuestro país representa para el éxito del negocio: “México es un país con grandes oportunidades para BD y por eso visualizamos una presencia aún más a largo plazo”.

Señaló que, ante el envejecimiento de la población, la transición epidemiológica de enfermedades infecciosas a crónico-degenerativas, y una mayor consolidación de la salud, dan una perspectiva positiva del desarrollo continuo de la tecnología médica que contribuye a la seguridad de los pacientes y trabajadores de la salud.

Está empresa -que da empleo directo a nueve mil 300 personas en México-, explicó que con la futura adquisición de la compañía estadounidense C.R. BARD, ampliarán su presencia en la prevención de infecciones.

La compañía combinada será capaz de tratar 75 por ciento de las causas más costosas y más frecuentes relacionadas con las infecciones asociadas a la asistencia sanitaria, dijo Forlenza.


Deja un comentario