CLAUDIO MONTES DE OCA | NTRZACATECAS.COM
CLAUDIO MONTES DE OCA | NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS. El rector de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), Antonio Guzmán Fernández, rindió su informe de actividades a un año de asumir el cargo al frente de la máxima casa de estudios del estado.

En su discurso abordó las deudas de la universidad y puntualizó el adeudo de 273 millones de pesos en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) por concepto de Impuesto Sobre la Renta (ISR).

Asimismo, 101 millones de pesos por el concepto de seguridad social, 73 millones por salarios vencidos, 39 millones al Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Fovissste) y 57 millones más por otros adeudos históricos a la seguridad social.

“El pago de esta cantidad implica que la UAZ ha acudido a solicitar adelantos de subsidio, además de realizar un reordenamiento de sus egresos para generar ahorros y canalizarlos al pago de la deuda heredada; sin embargo, es importante que los universitarios tomemos conciencia de la crisis financiera que actualmente tiene la institución y al mismo tiempo que las autoridades sean sensibles y consideren otorgar a la universidad apoyos extraordinarios”, sentenció.

El rector expuso que dentro de la agenda pendiente planteará el presupuesto 2018 y realizará un análisis y prospectiva de la misión universitaria.

Añadió que se trabajará en materia de transparencia y combate a la corrupción, así como el apego a la ley de contabilidad gubernamental.

“Sobre las condiciones que dificultan la viabilidad de la institución, tenemos como ejemplo más sentido el adeudo que fue dejado a la presente administración en salarios, retenciones, descuentos por pagar Fovissste, el ISSSTE, seguridad social e impuestos por concepto de ISR por un monto de 545 millones de pesos”, enfatizó.

Reconoció que se han tenido que enfrentar situaciones complicadas que han fortalecido el carácter de la comunidad universitaria.

El rector insistió que la UAZ ha tenido que sufrir estos compromisos sin recursos adicionales.

“Desde el primer momento de mi gestión he privilegiado el trabajo colegiado y en equipo, esencia de la comunidad docente investigadora, aspecto que ha logrado hacer de la UAZ un referente de calidad y pertinencia. Hemos emprendido acciones que han posibilitado cambios en la universidad, mismas que ya tienen efectos positivos; sin embargo, lo trascendente está por venir: la consolidación de nuestra visión hacia el 2020 y 2030”, apuntó.

 


Los comentarios están cerrados.