Fuego amigo
No cabe duda que el interés tiene pies (como dicen en el pueblo) y hay quienes tienen muy definidas sus aspiraciones políticas que no les importa pasar por encima, incluso, de su mismo equipo…

Cuentan los chismosos que la manifestación que los mineros le organizaron a la diputada local Norma Castorena en su informe de actividades no fue una casualidad o un rencor guardado por parte de los protestantes, sino una mala jugada de “alguien” que ve en ella una fuerte rival (le tienen envidia en pocas palabras).

Y no conforme con ello, dicen los enterados, que ese “alguien”, así como otros priístas, le insistieron cancelara su evento, según ellos con la única intención de proteger su integridad y cuidarla como mujer, ¡ay ajá!, como se ve que no la conocen…

 

Desprotegida
Dicen en el pueblo que, aunque todo el mundo esperaba que al igual que en otras manifestaciones de mineros en contra de autoridades municipales llegaran decenas de policías municipales a resguardar el recinto, así como a los asistentes, la respuesta fue negativa, ¡qué fuerte!

Aunque se pidió el apoyo de los preventivos, bajo el argumento de que tenían mucho trabajo, no los mandaron, ¡ahora resulta! En pocas palabras desprotegieron a la diputada local Norma Castorena, y no fue hasta que altos mandos del gobierno del estado ordenaron la presencia de los elementos de la Policía Estatal que el lugar fue resguardado.

Cuentan en los pasillos (de la presidencia, ya sabe) que a Norma Castorena en el Municipio le hacen el feo y todo porque a diferencia de todo un ejército que es el ayuntamiento, ha dado mejores resultados y tiene mayor aceptación que los que al interior del gobierno aspiran a un hueso…

 

Temblando
La que está temblando de miedo es la diputada local Guadalupe (Lupe para las cuatas) Flores y no precisamente por la reaparición de los mineros, sino porque lo único que tiene que informar es que repartió tortillas en las colonias y regalo boletos de cine…

Resulta que a Lupe Flores en lo más mínimo le preocupa el que le organicen una manifestación, es más, según ella eso no le va a pasar, pues a diferencia de su colega Norma Castorena, disque a ella si la quieren los priístas, ¡que casualidad!

Las que ni por temor, ni porque no tienen nada que informar harán una rendición de cuentas al pueblo fresnillense son las diputadas locales Iris Aguirre y Guadalupe Adabache, ah pero eso sí, ya dieron el número de cuenta al que les deben depositar los recursos que se les asigna para que realicen sus informes, ¡qué gandallas!


Nuestros lectores comentan