REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

BOGOTÁ, Colombia.- Los tiempos cambian en Colombia.

Aprovechando la visita del Papa Francisco en su país, el líder de la mayor ex guerrilla de inspiración marxista-leninista escribió una carta dirigida a “Su Santidad”, en la que le pide perdón al jerarca de la Iglesia católica por las miles de víctimas causadas por las FARC durante casi 50 años de conflicto armado.

“Sus reiteradas exposiciones acerca de la misericordia infinita de Dios me mueven a suplicar su perdón por cualquier lágrima o dolor que hayamos ocasionado al pueblo de Colombia o a uno de sus integrantes”, escribió Rodrigo Londoño Echeverri, alias “Timochenko”, en la misiva publicada en el sitio web del recién convertido partido político.

“Nunca nos inspiró otro afán que no fuera el de alcanzar la esquiva justicia para los excluidos y perseguidos en nuestro país, que el de remediar en algo la inequidad y el despojo sufrido por los abandonados. Soñamos con que Usted y su Padre sabrán comprendernos”, añadió.

“Timochenko”, quien firma al final de la carta como un devoto admirador de Francisco, reiteró que las hoy desmovilizadas FARC -convertidas en partido político y llamadas Fuerza Alternativa

Revolucionaria del Común- han dejado atrás cualquier manifestación de odio y de violencia.

Aseguró, también, que los ex guerrilleros han perdonado a quienes fueron sus enemigos y que cumplieron un acto de contrición indispensable para reconocer sus errores y pedir perdón a las víctimas.

El Papa había aplazado su visita a Colombia hasta que se lograra el pacto de paz entre Bogotá y las FARC.

Desde 1964, los colombianos han sufrido un conflicto entre rebeldes izquierdistas y fuerzas gubernamentales. La confrontación, a la que se sumaron los paramilitares de extrema derecha, se extendió por selvas, montañas y tocó pueblos y ciudades, lo que dejó 220 mil muertos y millones de desplazados, además de múltiples secuestros y saqueos.

Los colombianos están profundamente divididos en torno al acuerdo, mientras se preparan para recibir en la sociedad a 7 mil ex miembros de las FARC y a superar odios de la guerra.

Pero muchos están molestos porque los líderes de las FARC eludirán la cárcel y podrán recibir escaños en el Congreso como miembros de un partido político.

En este contexto, el Papa exhortó ayer a los fieles, durante una masiva misa en Villavicencio, a realizar un compromiso sincero de reconciliación y perdón, para salir del “pantano de la violencia y el rencor”.

“Es hora de sanar heridas, de tender puentes, de limar diferencias. Es la hora para desactivar los odios, renunciar a las venganzas y abrirse a la convivencia basada en la justicia, en la verdad”, dijo.

Tras mediar en el proceso de paz con las FARC, ahora la Iglesia católica participa en la mesa de negociación con la segunda guerrilla del país, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), en Ecuador.

El ELN se identifica hasta cierto punto con la Iglesia por sus vínculos ideológicos con la Teología de la Liberación y los sacerdotes que se sumaron a su movimiento en los años 60 y 70.


Deja un comentario