FELIPE ANDRADE HARO
FELIPE ANDRADE HARO

LOS MIGRANTES ZACATECANOS Y EL HURACÁN

Me invitó la Bruja Mafufa un Té de Gordolobo, cuando se enteró de que andaba con una tos de perro. Empezaba a caer un aguacero cuando llegué a su casa. Entre sorbo y sorbo me platicó varias historias. Esta es una de tantas.

“Hace años me dedicaba a hacer amuletos para la gente que se iba al otro lado. Llegaban y me platicaban que la cosa estaba tan de la peinada aquí, que preferían irse a los yunaites. Así que les daba un amuleto poderoso para chingar a la migra. Los efectos eran sencillos: sudoración, mareos, se les enredaba la lengua y perdían la visión por unas dos horas, mientras pasaban al otro lado. Sí mijo, pasé a muchos.

Algunos me mandaron unos dólares, otros, alguna carta dándome las gracias. A mí me daba gusto que cumplieran con sus familias. Cuando se iban les decía con voz ronca: si no le mandas lana a tu mujer te convierto en perro cabrón. Se asustaban y sí cumplían. Por eso me enoja que la gente se comprometa con algo y le valga madre, y de esos hay muchos para donde veas. Pinches.

Ahí tienes a los de la mentada Secretaría del Zacatecano Migrante. ¿Para qué crear una mamarrachada como esa? No sirve para maldita la cosa. Nomás se la pasan de viaje en cuanta fiesta hay del otro lado. Porque para la gorra son rebuenos los cabrones, pero no sacan un perro de la milpa. ¿Si sabes lo que acaban de hacer estos méndigos? (Le contesté que no). Deja te platico.

Ya sabes que hay un huracán que acaba de pasar por Texas, uno de esos muy fuertes que se llevan lo que encuentran a su paso, por el aironazo y las inundaciones. Pues allá tenemos muchos paisanos, miles, que están sufriendo las inclemencias del temporal. Según me dijo una de mis clientas, que tiene a dos hijos en Houston, la cosa se puso muy canija. No se podían comunicar con la familia para avisar que estaban bien. ¿Y la Secretaría del Zacatecano Migrante? Pues a toda madre, como siempre mijo: en la pendeja.

Y no sólo eso, alguien me platicó (ya sabes que salgo poco por la edad) que en esa secretaría tuvieron la genial idea de poner cuatro albergues para los zacatecanos afectados por el huracán. ¿Sabes dónde los pusieron estas bestias? ¡DOS EN LA CAPITAL DEL ESTADO, UNO EN FRESNILLO Y OTRO EN JEREZ! Digo, a qué “inteligente señor” se le ocurrió semejante pendejada. ¡Ay, dios mío, sólo eso pasa en Zacatecas!

Y nuestros admirables funcionarios pidiendo cobijas, medicinas y alimentos para los albergues. Segurito ya se chingaron todo porque así son de abusivos. Al rato van a querer poner un satélite para comunicarse con todos los paisanos que están por allá, pidiéndoles de favor que manden muchos dólares para completar la nómina de la burocracia.

La verdad yo estoy muy enojada, todavía que los tratan como zacatecanos de segunda, se burlan de ellos, los malmodean, les exigen lana para el 3×1, ¿y todo para qué? Para hacerles un quesque homenaje en estos días, en un monumento horrible en la feria. Ah, pero cuando van a visitarlos sólo lo hacen para la foto y para ver qué les sacan, además de que todavía pagan lo que se tragan. Y claro, esos dizque funcionarios nomás van para irse de compras y traerles fayuca a sus familias.

Pobres de mis paisanos que viven por allá. Los jode Trump, el clima y la burocracia. Les iba a mandar un pequeño recuerdito de esta bruja, pero pensé seriamente ¿qué más les puedo hacer a esos funcionarios de pacotilla? Ya tienen todo lo malo que puede tener un ser humano. Si acaso, desde aquí sólo les puedo decir: ¡¡LA PORRA LOS SALUDA!!


Los comentarios están cerrados.