REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO.- En medio de los escenarios de destrucción dejados por el huracán “Irma -recientemente degradado a categoría 4- una nueva amenaza toma fuerza sobre las Antillas Menores; “José”.

El huracán, que alcanzó la categoría 4, se desplaza por el oeste-noroeste del Caribe, manteniendo en alerta a las islas de Sotavento, cuyos habitantes podrían sentir sus efectos el sábado.

Por otra parte, las islas de Barbuda, Anguila, San Martín, Antigua y San Bartolomé continúan bajo vigilancia y alerta tras el paso del huracán “Irma”, el cual dejó severos daños en algunas de ellas.

El 95 por ciento de las construcciones de las islas de Barbuda y San Martín sufrieron daños severos, dejando a 2 mil personas sin refugio.

“Voy a instar a los residentes desafiantes a evacuar la isla, dijo el Primer Ministro de Barbuda, Gaston Browne a la cadena BBC.

“No podemos permitirnos una situación donde Barbuda sea golpeada por otro huracán, el huracán ‘José'”, dijo.

Por otra parte, naciones pobres se enfrentan a un escenario complicado después del paso de “Irma”, pues el nuevo huracán podría provocar daños aún más severos.

Haití, una de las naciones más pobres del hemisferio occidental, todavía se encuentra en recuperación de un terremoto en 2010 y el paso del huracán “Matthew” en octubre de 2016.

La isla sufrió severas inundaciones en la localidad de Malfeti, un municipio de varios miles de habitantes, aumentando en las autoridades haitianas la preocupación por el nuevo fenómeno del Atlántico.

Habitantes de Fort Liberty, una ciudad de 37 mil personas, señalaron que los fuetes vientos de “José” arrancaron los tejados de muchas casas y destruyeron las cosechas y mataron el ganado.

Mientras tanto Estados Unidos como países europeos enviaron elementos de ayuda para socorrer a las islas caribeñas.

El Pentágono dispuso de tres barcos de la Marina estadounidense, cerca de 24 aviones y cientos de marinos para ayudar en las labores de rescate en Puerto Rico y las Islas Vírgenes de Estados Unidos.

Los elementos se han encargado de reubicar a pacientes de hospitales y otros desplazados por la tormenta brindándoles generadores de electricidad, combustible, agua purificada e incluso herramienta para limpiar caminos y carreteras, según reportes del diario The Washington Post.

El buque USS Wasp coordinó evacuaciones médicas en la isla, mientras esperaba la llegada de dos navíos más este viernes.


Los comentarios están cerrados.