Hay voces que le aconsejan atender más a la fiesta que al luto.


Deja un comentario