RAFAEL CALZADA VÁZQUEZ*
RAFAEL CALZADA VÁZQUEZ*

Este día tuvo verificativo una marcha, partió de la escuela de veterinaria de la UAZ, rumbo a la presidencia municipal de Calera de Víctor Rosales.

El objetivo: hacer patente la inconformidad con el gobierno de Calera por la inseguridad que priva en el municipio de Enrique Estrada, donde está la sede de la escuela.

Hacer notar la inconformidad por los hechos de violencia en que perdieron la vida dos jóvenes que encarnaban la esperanza de un mejor Zacatecas; que fue depositada en ellos, por su familia, por sus compañeros y por los habitantes todos (ya ven que decía la dama de hierro que la sociedad no existe).

Los enardecidos estudiantes exigen libre tránsito sin pago, en la caseta de la autopista y seguridad pública, además “Justicia para Danny, Justicia para Luis”, “Ni uno más, ni uno más”, “Exigimos justicia, no impunidad, Tello despierta, Zacatecas se desangra, alzamos la voz por los que ya no están”, “Calera escucha, Veterinaria está en la lucha”.

El alcalde Reynaldo Delgadillo dio la cara. Dijo que no está en sus manos resolver los problemas que le plantean ni dar seguridad, que él mismo en su familia ha sido víctima de la delincuencia y que no tiene recursos, que necesita un fondo etiquetado para seguridad pública.

No dijo cómo se gasta el fondo IV. Que es justamente el fondo que los municipios tienen asignado para seguridad pública. Ni el fondo III, del ramo 33, que es para la infraestructura social básica y necesidades urgentes.

La escena narrada no es la primera ni será la última de esta naturaleza. Hay bastantes autores que sugieren que las políticas públicas, que impulsaron el desarrollo de la delincuencia organizada, o al menos fueron permisivas con ello, son planeadas y programadas para obtener esos resultados para manejar a los ciudadanos por medio del miedo en el control político y en el control electoral.

Sin embargo estos arteros crímenes nos duelen a todos. No es un dolor unipersonal del padre o la madre, no es un dolor familiar únicamente, es un dolor que se atraganta en la voz y en los gritos de todos los Zacatecanos afectados y del pueblo consciente del berenjenal en el que estamos metidos. Es un dolor del segmento de la población más consciente, más comprometido con las causas populares, más íntegro, más revolucionario, MAS ESPERANZADOR: Los jóvenes estudiantes.

Por movilizaciones estudiantiles se han cambiado muchas cosas en el mundo. Afectarlos, aún y cuando a veces parecieran adormecidos por las tablets y los celulares, es mover el avispero. Es un tema que debe atenderse con la mayor atingencia, rapidez, eficacia y prioridad. Es el tema del Estado. Es el tema del pueblo: La seguridad (ahora en combinación con la afectación a los jóvenes estudiantes).

Por las notas a las que tuve acceso de las declaraciones del presidente muy “Delgadillo”, se infiere que no asimiló la magnitud del asunto que le estaban planteando. No puede sacudirse la responsabilidad diciendo que se necesitan recursos, que no puede con ello. Junto a esa explicación lo menos que podríamos esperar es su renuncia.

El rector fue muy prudente. Sabe que azuzando las huestes universitarias puede prender un polvorín.

Encabezó la manifestación, exigió justicia, pidió seguridad y se solidarizó con los jóvenes.

Era de esperarse la presencia de la Secretaría General de Gobierno, cuando menos, puesto que el gobierno del Estado tenía pleno conocimiento de que la manifestación iba a acontecer.

Sorprende que sólo hayan ido los estudiantes de la Unidad Académica de Veterinaria, ya que los estudiantes han sido solidarios siempre. Más cuando las víctimas son unos de ellos.

Junto a los padres de familia de Veterinaria, los padres que tenemos hijos en las diversas unidades académicas, decimos ¡¡¡basta!!! Exigimos Justicia y pedimos seguridad.

NO ACEPTAMOS LA RESPUESTA DEL PRESIDENTE DELGADILLO. Queremos la intervención de las instancias estatales y federales.

Hoy necesitan trabajar a marchas forzadas y de fondo. Más vale prever un corto circuito que apagar un incendio.

 

*El autor es estudiante, abogado, maestro y académico

rcalzadav@gmail.com


Nuestros lectores comentan

  1. Como se puede pedir justicia cuando los que la imparten están amenazados, como se puede pedir justicia cuando el gobernador en un acto mediático se impone la corona de un César para tratar de convencer de su fallido gobierno, como se pide justicia cuando la secretaria de gobierno desoye las recomendaciones de la CEDH, como pedir justicia cuando los alcaldes y secretarios de seguridad piden más recursos para mostrar su ineptitud, como pedir justicia cuando hay funcionarios corruptos que tienen nominas secretas poruqe estan preparando su arribo a la currules del año que en

  2. tra, no terminé el comentario, no señor gobernador usted es humano , es falible y si no muestra un verdadero cambio también en un corrupto, renuncie porque no puede con el paquete tal como lo prometión en campaña.