REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO. Con el objetivo de no comprometer el crecimiento de la economía mexicana en un largo plazo, el Gobierno federal debe establecer medidas que eviten el rápido crecimiento de las participaciones a entidades, señaló BBVA Research.

En su análisis del Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2018, analistas de la institución financiera señalaron que las principales presiones que enfrentarán las finanzas públicas el próximo año provienen del costo financiero y las pensiones.

Sin embargo, señalan que un rubro que debería atenderse es el de participaciones a las entidades federativas.

Este gasto está determinado por una fórmula en función de los ingresos presupuestarios y consume una parte importante de los recursos del sector público.

“Sería conveniente considerar medidas para contener la explicación del gasto en participaciones a estados y municipios y estrategias para lograr la recuperación de la inversión pública, a fin de no comprometer el potencial de crecimiento de la economía”, señala el documento publicado por la institución financiera.

Según el análisis, debido a las presiones que tanto participaciones a estados como costo financiero y pensiones generan en la administración de los recursos, el Gobierno federal seguirá apoyándose en las reducciones al gasto de capital, que incluye inversiones en infraestructura, para poder contener el gasto y lograr sus objetivos.

Entre estos objetivos se encuentra, de acuerdo con el documento presentado por la Secretaría de Hacienda, lograr un superávit primario equivalente a 0.9 puntos porcentuales del PIB, así como una reducción del déficit de los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP) de 2.5 por ciento del PIB en 2018, 0.4 puntos por debajo del aprobado en 2017.

Sin embargo, pese a considerar favorables las mejoras en los balances públicos y reconocer la disciplina fiscal de las autoridades, los analistas de BBVA recomiendan terminar con la tendencia a la baja de la inversión pública.

“El nuevo Gobierno deberá buscar mecanismos para revertir la tendencia reciente de la inversión pública”, afirma la institución bancaria.

En cuanto al supuesto de crecimiento económico de entre 2 y 3 por ciento, así como la estimación del incremento de 3.6 por ciento real de los ingresos presupuestarios, BBVA consideró que se trata de supuestos realistas.

Recomendó mecanismos que garanticen la transparencia del uso de los recursos excedentes a lo presupuestado, con el fin de que éstos se destinen a mejorar los balances y no a financiar gastos no contemplados en el presupuesto.


Los comentarios están cerrados.