No os preocupéis

Parece que al alcalde de El Mineral, José Haro de la Torre, no le preocupa que uno de sus proyectos inscritos en el rollo del Fondo Minero haya sido rechazado, pues que al cabo si fue rechazado por no cumplir las reglas de operación por la Sedatu (no hay bronca) es algo que no le quita el sueño (tal vez porque tiene muchas velas encendidas), pues piensa echarlo a andar en otro programa, al fin y al cabo que se pueden gestionar un sinfín de recursos (le llueve lana del cielo). Ojalá y ello se traduzca en beneficios para los fresnillenses, porque urgen. ¿O no?

 

Pena ajena

Recordamos la canción de Joan Sebastián, aquella que dice “Te voy a cambiar el nombre…”, pues parece que eso le ocurrió al delegado de Conagua, Héctor González Curiel, quien se equivocó y nombró al gobernador como Antonio Tello, en vez de Alejandro Tello (trágame tierra), ello durante la inauguración de dos pozos y aunque los presentes intentaron disimular la risa (pena ajena) a más de dos se les salió y lo peor, otros más intentaron disculparlo al argumentar que como los nombres se parecen, pues se le barrió. ¡Qué oso!

 

Falta

Al que se le puso falta en el evento de la inauguración de los pozos fue al regidor y presidente de la Comisión del Agua, Chuy Badillo, lo cual nadie se puede explicar, pues dicen los chismosos que es “el ajonjolí de todos los moles”, o sea, que le encanta andar “en medio de la procesión”, pero ahora que sí era requerida su presencia, por lo menos para que los asistentes lo vieran que sí trabaja, pues no fue. ¿Será que le tendrá miedito a Laura Herrera?, por aquello de que ni siquiera a comisión la ha citado. ¡Ups!


Deja un comentario