Ya no se siente lo duro, sino lo inseguro.


Deja un comentario