MARLENE LUNA | NTRZACATECAS.COM
MARLENE LUNA | NTRZACATECAS.COM

FRESNILLO. En la comunidad Rancho Grande existen cerca de 30 personas que padecen alguna discapacidad, por lo que el delegado de la localidad, José Lorenzo Villalobos Ordaz, aseveró que pretenden rehabilitar un espacio para ofrecer terapia.

Recordó que hace unos 20 días el presidente municipal José Haro de la Torre visitó este lugar y se le entregó un oficio donde se le pide apoyo para rehabilitar la escuela antigua.

Villalobos Ordaz expuso que estuvo en esa institución hace muchos años, pero “ahora da tristeza ver todos los salones destruidos”.

Las ventanas están dañadas, pues los vándalos les lanzan piedras, los techos eran de lámina, pero el viento las destruyó.

Las estructuras de los salones están en pésimo estado, incluso, algunas bardas colapsaron.

Asimismo, los amantes de lo ajeno poco a poco se han llevado todo lo que han podido, lo único que se puede ver son butacas destruidas y mucha basura.

Pese a que esta institución fue la formadora de muchos habitantes de esta localidad, nadie se preocupa por limpiarla, por ello, dijo el delegado, le pedimos al alcalde que nos eche la mano y que nos apoye para hacer de este lugar un espacio funcional para las personas con discapacidad.

Hay gente con distintas discapacidades, que debe ser trasladada a la cabecera municipal para recibir atención, por lo menos dos días a la semana, pero la mayoría carece de recursos.

En el lugar donde reciben las terapias les cobran 500 pesos, además de lo que deben invertir en gasolina para su traslado y las comidas, por lo que los padres de familia deben realizar muchos sacrificios para que sus hijos reciban atención especializada.

“Es necesario que el gobierno nos ayude y nos brinde su apoyo, seguimos teniendo confianza en el presidente José Haro, para que estas personas salgan adelante en cada una de esas terapias, que se pretenden hacer en este lugar”, refirió Villalobos Ordaz.


Nuestros lectores comentan