Sin cabeza

En Zacatecas varios morenistas andan como gallinas sin cabeza, especialmente Soledad Luévano, quien nomás no sabe para dónde. Y no se diga los hermanos Monreal: David y Saúl. Se les hunde el barco y no saben si saltar o no.

En los últimos días, los morenistas han expresado su total apoyo a Ricardo Monreal, quien ya dijo que tiene sus días contados en el partido que fundó junto con su ex amigo, López Obrador. La situación pone en el limbo a su familia y en especial a sus fieles seguidores… ah, y no olvide las aspiraciones de muchos.

 

Léxico

Derivado de la calidad de los funcionarios que gobiernan, la capacidad de sorpresa de muchos estaba aniquilada; sin embargo, si creyó que había visto y escuchado todo… nada, llegó la mismísima secretaria de Gobierno, Fabiola Torres, y llegó para quedarse.

No conforme con su calidad como funcionaria, la secretaria de Gobierno nos dio una muestra de su gran léxico. Durante su comparecencia ante la Legislatura usó palabras como “nadien, más sin embargo, riesgo eminente (será porque es una eminencia), de la simple vista se ve”… podríamos armar un diccionario, pues. La situación opacó y tranquilizó al diputado Arturo López de Lara, quien confundió la palabra inédito por inaudito. Siempre hay cosas peores.

 

Relaciones

Este miércoles, el gobernador Alejandro Tello festejó las relaciones públicas con su “equipo”, el mismo que quizás cometió el error de enviar invitaciones raras para el primer informe y el mismo que quizás le negó el acceso al senador Carlos Puente Salas al Multiforo.

¿Qué celebraron? No se sabe, pero el gobernador presumió la foto en sus redes con el texto: “área que da buena impresión al gobierno”. Ah bueno, menos mal. Por cierto, el titular de Relaciones Públicas de gobierno, Mario Vera, es un ex alonsista vetado por el gobierno de Amalia García, dueño de una de las empresas que organizan bodas y ex muy íntimo amigo del primo de Miguel Alonso Reyes.

 

Llamado

Ante el desastre ocasionado por el terremoto en Chiapas y Oaxaca, hay personas organizando a nivel nacional una propuesta para que se le quite 20 por ciento de presupuesto a los partidos políticos… y si eso no se puede, dice el mensaje en redes, pues que cada partido done el 20 por ciento y se apoye a la reconstrucción de los pueblos en esos estados.

La propuesta tiene toda la razón de ser, recuerde que se gastan millonadas en partidos y elecciones. Somos el país de las elecciones. En los mensajes hay quien también propone obligar a los gobernantes a donar parte de su sueldo, algo que obvio no gustará a muchos. Como sea, los mexicanos siempre se ponen las pilas para ayudar, dicen los chismosos, ¿y los propios políticos, cuándo?


Deja un comentario