Fernando Quijas
Fernando Quijas

“Debería darme tristeza el sismo en el DF, pero no”, publicó en su cuenta de Twitter el cantautor de folk rock mexicano, y ahora cretino destacado, Juan Cirerol.

Todos sabemos que Internet está lleno de una vasta cantidad y variedad de cretinos, algunos de ellos incluso llegan a ser elegidos como presidentes de países como Estados Unidos, pero lo que hizo Cirerol en un momento doloroso para México fue un acto de bravuconería a lo puro pendejo.

“¿Qué carajos es un Juan Cirerol?”, muchos se preguntarán, como yo mismo me lo preguntaba hace algunos años, cuando me presentaron su vida y obra en borracheras con amigos de Letras.

Es curioso. El originario de Mexicali, Cirerol, tenía muchas similitudes en la forma de hacer música con su antecesor Rockdrigo González, pionero del folk rock mexicano y creador del llamado Movimiento Rupestre.

Seré honesto. Nunca he sido fan de Rockdrigo González, por lo que tampoco esperaba serlo de Cirerol.

Sus orígenes en el punk y la curiosidad por ver este experimento me motivaron a oírlo por primera vez, aunque al final fue la terquedad de mi mejor amigo por oír a Cirerol en la borrachera lo que me hizo escucharlo cada vez más seguido, tal como me pasó con Rockdrigo.

También es curioso pensar en las otras similitudes entre ambos cantautores, además de su música.

Si Rockdrigo González perdió la vida en el terremoto que azotó a la Ciudad de México el 19 de septiembre de 1985, es un fenómeno igual, aunque 32 años después, lo que pudiera acabar con la carrera de Cirerol, quien pudo haber sido un digno heredero del folk rock mexicano, y todo por ser un cretino más.


Los comentarios están cerrados.