JESÚS ALBERTO CANO VÉLEZ*
JESÚS ALBERTO CANO VÉLEZ*

La semana pasada será recordada como “la de los tres terremotos” –dos en Oaxaca y el tercero en el centro del país–“. La Ciudad de México y los estados circunvecinos impactados por los temblores y, conforme pasaban los días se multiplicaban las expresiones de apoyo ciudadano, traducidas en brigadas, búsqueda de sobrevivientes, recuperación de cadáveres, reparto de alimentos, ropa, medicinas y consuelo para recuperar el ánimo.

Esa energía ciudadana de voluntarios y rescatistas acompañó el trabajo incesante de las fuerzas armadas federales y estatales, igual que los cuerpos de rescate que desde varios países llegaron para apoyarnos con tecnología de punta y personal capacitado, en reciprocidad por nuestros pasados respaldos. Esa actividad también terminó con avances en las diversas tareas cotidianas de la vida nacional.

Por su parte, entre las labores que continuaron, está la tercera ronda del TLCAN, en Ottawa, en la que nuestro secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal, aseguró que se está llegando a importantes avances en temas de las negociaciones del tratado, como son los progresos en capítulos como:

-El de las pequeñas y medianas empresas (PYMES) y su participación en las cadenas globales de valor

-El que aborda los temas que tienen que ver con Transparencia

-El de asuntos sanitarios y fitosanitarios en exportaciones e importaciones de productos agrarios y ganaderos; y

-La facilitación del comercio entre los tres países, como inversión, comercio electrónico, y propiedad intelectual.

Por su parte, de acuerdo con el secretario Guajardo, esta tercera ronda de trabajos trilaterales arranca con textos tentativos “bastante avanzados” en un total de siete capítulos, los que permitirán concretar los primeros documentos finales.

Juan Pablo Castañón Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, consideró que existen elementos que permiten prever que durante esta ronda de trabajo se revisarán de forma íntegra las propuestas de textos de los diferentes países. “Seguramente como vayan avanzando los días se irán encorchetando los textos en los que cada uno de los países no estén de acuerdo, para buscar soluciones compartidas”, dijo.

Por otra parte, la inflación inicia tendencia a la baja, como estaba previsto que ocurriría. El ritmo de aumento en el Índice Nacional de Precios al Consumidor se desaceleró más de lo esperado en la primera mitad de septiembre, a 6.3 por ciento en su tasa anual, desde 6.74 por ciento al cierre de agosto, informó el Inegi. El consenso del mercado esperaba alzas de precio de 6.59 por ciento.

 

(*)Economista

@acanovelez


Los comentarios están cerrados.