REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO. Funcionarios del gobierno norcoreano buscarían entablar conversaciones con analistas vinculados a republicanos en Estados Unidos, en un aparente intento de entender los mensajes del presidente Donald Trump al régimen de Kim Jong-un, según reportes del diario The Washington Post.

El diario informó que los acercamientos habrían iniciado antes de las recientes amenazas entre ambos líderes.

“Su preocupación número uno es Trump. No pueden entenderlo”, dijo una persona con conocimiento del acercamiento entre Corea del Norte y los expertos con conexiones con el partido republicano.

Con la finalidad de tener un mejor entendimiento de las intenciones de Estados Unidos, y en ausencia de pláticas oficiales con Washington, la misión de Corea del Norte a la ONU invitó a Bruce Klingner, un ex analista de la CIA que funge como experto del país asiático en la Fundación Heritage, con sede en Washington.

El Presidente Trump mantiene estrechos vínculos con la fundación -aunque no con Klingner-, la cual funge como laboratorio de ideas de línea conservadora y que ha influido en varias decisiones de su Gobierno.

“Están en una nueva fiesta para llegar a los académicos estadounidenses y ex funcionarios”, dijo Klingner, quien declinó la invitación de Corea del Norte.

“Si bien estas reuniones son útiles, si el régimen quiere enviar un mensaje claro, este debe llegar directamente al Gobierno de los Estados Unidos”, afirmó.

Asimismo, los intermediarios norcoreanos también se han acercado a Douglas Paal, quien sirvió como experto en Asia en el Consejo Nacional de Seguridad de los ex Presidentes Ronald Reagan y George W. Bush.

Paal, actual vicepresidente de estudios del Fondo Carnegie para la Paz Internacional, fue contactado para organizar pláticas entre funcionarios de Corea del Norte y expertos estadounidenses con vínculos en el Partido Republicano en un sitio neutral como Suiza, solicitud que al final rechazó.

“Los norcoreanos están claramente dispuestos a entregar un mensaje. Pero creo que sólo les interesa viajar, salir un poco del país”, djio Paal.

Corea del Norte ha enviado siete invitaciones de este tipo a diferentes organizaciones con el fin de concretar alguna plática.

En los últimos dos años, Pyongyang ha enviado a funcionarios de su Cancillería para efectuar reuniones con antiguos diplomáticos estadounidenses en lugares neutrales como Ginebra o Singapur.

Destaca que desde las elecciones de noviembre de 2016, los representantes norcoreanos incrementaron su interés sobre la poco convencional estrategia del Presidente Trump, según reportes de al menos 12 personas involucradas en las discusiones que declararon bajo anonimato.

De acuerdo con The Washington Post, los funcionarios asiáticos estaban interesados en saber si Trump cerraría las bases militares estadounidenses en Corea del Sur y Japón, como dijo en campaña.

Sin embargo, al paso del tiempo las preguntas se volvieron más específicas como el por qué el Secretario de Defensa, James Mattis, o el Secretario de Estado, Rex Tillerson, contradicen directamente a Trump tan a menudo.

Por otra parte, el régimen de Kim Jong-un ha demostrado que no está interesado en negociaciones para abandonar su programa nuclear y sí en ser reconocido como un Estado nuclear, como aclaró en una reunión en Suiza a principios de septiembre.


Los comentarios están cerrados.