FRANCISCO LEANDRO
FRANCISCO LEANDRO

Si yo fuera gobernante, de cualquiera de los niveles, por supuesto que me iría a Europa o a Marte o a las tosticarnes en Jerez, sin un miligramo de culpa o recato y sin ocultar fotografías o cualquier cosa que pudiera delatar que estoy “muriendo mi vida”, como todos.

Se han presentado muchas posturas en cuanto a cómo es que deben actuar o expresarse los actores políticos; juzgamos la parte que parece falta de lectura, descuido, dislexia o nerviosismo, una palabra mal empleada o un error de dicción nos da “comidilla” para almorzar, comer y cenar durante toda la semana.

Creo que uno de los grandes problemas que tenemos los externos a la política, para poderla entender, es que queremos que esas personas que se dedican a decidir en qué y cómo se aplican nuestros impuestos, actúen como nosotros, o como redentores de los pobres, o como expertos en todas las materias, o como sea, según nos acomode. Tienen que ser igual a nosotros solamente cuando nos conviene.

Los tres libros que marcaron vidas, las gorditas en la calle, las copas que se notan, los relojes y ropa de diseñadores, las groserías, y recientemente el tiempo que resta para aterrizar, que no era un minuto, sino menos, como cinco, son ejemplos claros de los juicios tan atroces que podemos hacer, así como cuando hubo quienes escribieron con peores faltas de ortografía y sintaxis sus críticas en redes sociales en cuanto a los errores en los Libros de Texto Gratuitos.

¿Que si le pagamos al político con nuestros impuestos y tenemos la obligación y el derecho de exigirle que no sea uno más del montón? Claro, pero eso se decide primeramente votando, analizar y cuestionar antes de ir a emitir el sufragio, y dejar de lado la corriente paternalista del presidencialismo.

Yo también quisiera que me gobernara un personaje como Vladimir Putin, pero él está al frente de otra sociedad con una democracia que sí es representativa, una sociedad que estudia toda y que exige lo que brinda.

No sé cuántos libros haya leído él, pero estoy casi seguro que muchos de los ciudadanos ahí se andan dando en el número de páginas anuales.


Los comentarios están cerrados.