Estrellita

Cuentan los chismosos que el gobernador Alejandro Tello medio le va entendiendo al asunto (un año después). Esto porque ante las inundaciones en Valparaíso, de inmediato movilizó a su gabinete y al personal de Protección Civil y a la presidente honorífica del DIF, Cristina Rodríguez.

Esta vez, dicen las serpientes venenosas, el gobernador actuó como debió actuar en otros asuntos a lo largo de su primer año de trabajo. Pero bueno, no todo puede ser perfecto y se puede decir que el gobierno se anota una estrellita por su rápida respuesta ante el desastre en aquel municipio.

 

Anaya va

Voces priístas que aseguran que su gallo para el senado es Miguel Alonso Reyes, ya se toparon con pared. Los aplacaron, les pusieron un estate quieto y que ni le muevan, todo está decidido, no será MAR bendecido para que represente al estado en el senado el siguiente sexenio.

Esas mismas voces aseguran que todo va viento en popa y que será la hoy diputada federal, Claudia Anaya Mota, la elegida, y que irá en el primer lugar de la formula y nadie más. En el segundo lugar la lista es larga: MAR, Víctor Armas, Roy Barragán, Julia Olguín, Benjamín Medrano y, dicen las lenguas viperinas… que hasta Cristina Rodríguez, presidente honorífica del DIF.

 

Ya chole

Por el lado de Morena, la segunda fuerza (desinflada) en Zacatecas, dicen y aseguran que la elegida es la mismísima Soledad Luévano. Así como lo lee. Eso de que es fiel a Ricardo Monreal ya no aplicó para La Chole e insisten en que va porque va. No es ni Saúl Monreal, pues tendría que ser mujer por ley. Ni siquiera va Geovanna Bañuelos, diputada local petista.

Cuentan las serpientes con demasiado veneno que Chole, además de sembrar otra rosa en la Alameda García de la Cadena para el milagrito, ya se entrevistó personalmente con El Peje Andrés Manuel, a quien le dijo que ella nada que ver con “los Monreal”. Enseguida, El Peje la ungió y la convirtió en la candidata al senado por Morena.

 

Atentado

En el Congreso del Estado por poco y sucede una tragedia, pero afortunadamente salvó la vida la diputada Mónica Borrego, quien casi es destruida por otro diputado de Morena luego de que presentó su informe legislativo. Ya sabe, típico de los morenos.

Resulta que luego de que Luis Medina Lizalde, mejor conocido como el diputado Oso, presentó su informe de actividades legislativas, una de las pantallas colocadas en lo alto del recinto, extrañamente y por fuerzas sobrenaturales, se desplomó y fue a dar a la curul de la diputada (también morena) Mónica Borrego Estrada. De estar en su silla habría sido trágico, afortunadamente no pasó a mayores.


Los comentarios están cerrados.