Agencias / ntrzacatecas.com
Agencias / ntrzacatecas.com

Cd. de México .-Fibra Uno recaudó un monto de 12 mil 800 millones de pesos a través de una oferta pública global de certificados bursátiles fiducidiarios inmobiliarios (CBFIs).

Gonzalo Robina, director general adjunto de FUNO, señaló que los recursos se emplearán para concluir las adquisiciones anunciadas el año pasado de los portafolios Apolo II, Turbo y Frimax, las cuales podrían concluirse este año.

En el caso de Apolo II, el portafolio se compone de 18 propiedades de tipo comercial en 11 estados del País, mientras que en Turbo, también con 18 propiedades, se integra tanto por espacios industriales, como por hoteles y un centro comercial en la zona del Bajío.

Frimax se compone de tres propiedades industriales ubicadas en el Estado de México,

El directivo añadió que debido a que su programa de emisor frecuente aprobado por la Asamblea de Tenedores fue por mil 500 millones de certificados, se analizarán futuras adquisiciones para realizar más ofertas.

“Tenemos todavía parque para que de alguna manera muy ágil podamos nosotros recurrir al mercado en cuanto veamos tanto las ventanas en el mercado como las oportunidades para invertir los recursos que estaremos levantando”, dijo.

La oferta original de esta primera emisión del programa aprobado en septiembre, comentó Robina, era por 365 millones de certificados, pero debido a que la demanda fue de 3.5 veces por papel, la cifra creció 15 por ciento, de acuerdo con las reglas de operación.

De los 419 millones 750 mil CBFIs colocados, a un precio de 30.50 pesos por papel, el 63 por ciento, cerca de 8 mil millones de pesos, se colocaron en mercados internacionales, mientras que cerca de 4 mil 700 millones de pesos, casi el 37 por ciento, se levantaron en México.

Robina resaltó que esta preferencia del mercado extranjero refleja la confianza en el País a largo plazo, pese a escenarios como la renegociación del TLC.

“Ha habido un apetito importante por los internacionales, aquí quedamos en prácticamente dos terceras partes en demanda internacional y una tercera de demanda local y espero que esto se mantenga. Hay mucho ruido en los mercados con respecto al si el Tratado de Libre Comercio no, cosas por el estilo, pero esto (la colocación) es un hecho real”, mencionó el directivo.

“Quien invierte en bienes raíces está haciendo una inversión a muy largo plazo. Cualquier inversión de estas características va de 30 a 50 años”, expuso.


Los comentarios están cerrados.