DANTE GODOY/NTRZACATECAS.COM
DANTE GODOY/NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS.- El director del Centro de Integración Juvenil (CIJ), Pedro Martínez de la Torre, consideró que la “descantinización” o revocación de permisos de lugares donde se vende alcohol coadyuvará a que los jóvenes no accedan a otro tipo de conductas antisociales.

“Esto significa que a mayor cantidad de lugares de ese tipo (cantinas o bares), el joven va perdiendo la noción del riesgo. Lo ve como algo aceptado social y familiarmente”, comentó.

Advirtió además que las autoridades deberían reforzar el esquema de sanciones a quienes incurran en vender alcohol a menores, y, en todo caso, si ya está permitido el lugar de venta, supervisen su operación de manera estricta.

Declaró que contar con más espacios escolares, centros recreativos deportivos y lúdicos facilitará que los muchachos se involucren en conductas más sanas y reducir la factibilidad de integrarse en ese tipo de consumo del alcohol y tabaco.

Martínez de la Torre explicó que el alcohol es una droga “puente”, así como el cigarrillo, que posteriormente deriva en drogas de carácter ilegal, incrementándose las posibilidades de que el joven se involucre en conductas como pequeños robos en la casa donde habitan o en transeúnte.

“Luego de ello el tono sube y se involucran en conductas más nocivas como el narcomenudeo e incluso participar en otro tipo de delitos de alto impacto”, mencionó el especialista.

Martínez de la Torre externó que el consumo de bebidas etílicas y tabaco se presenta en edades cada vez más tempranas y enfatizó que debe haber una medida efectiva para ello.

A pesar de que la expedición de permisos de venta de alcohol brinda un nivel recaudatorio importante a los ayuntamientos, enunció, “nunca podrá equipararse con el gasto que se requiere para los programas de rehabilitación relacionados con el consumo de cualquier tipo de droga”.


Nuestros lectores comentan

  1. Es Pedro Rodríguez de la Torre Director del Centro de Integración Juvenil (CIJ). No Martínez.