Virgen

Gran polémica ha generado la propuesta de hacer una enorme virgen de Guadalupe y colocarla en el cerro de San Simón de aquel municipio. El monumento costaría unos 90 millones de pesos y mediría 47 metros de alto, más alta que la estatua de la libertad en Nueva York y que el Cristo redentor en Río de Janeiro, Brasil.

La propuesta del alcalde Enrique Guadalupe Flores no es bien aceptada por una mayoría que considera un gasto innecesario y, además, porque en colonias alrededor del cerro San Simón hay familias en pobreza extrema que viven en casas de cartón, y en algunos sitios no hay agua ni drenaje ni pavimentación.

 

Fe

Quien está de acuerdo con la virgen monumental, además del alcalde guadalupense, es el obispo de la diócesis de Zacatecas, Sigifredo Noriega Barceló, quien dijo que en estos tiempos una obra de esa magnitud restablecería la fe de los católicos y además “necesitamos símbolos” y la virgen, dijo, sería en “favor de la gente necesitada”.

Una parte de opinólogos consideran que en efecto, la propuesta no es mala, además de que abonaría al turismo en la zona metropolitana; sin embargo, consideran también que hay otras prioridades en las que se debe invertir 90 millones de pesos… y salen los típicos ejemplos: escuelas, seguridad y pavimentaciones.

 

What?

Quien no pierde la fe es la diputada Iris Aguirre Borrego. Ella aplica el llamado del gobierno estatal de juntar la religión y la política (y olvidar el estado laico) “en favor” de los zacatecanos. La pasada semana Iris uso la máxima tribuna del Estado para hacer “un llamado respetuoso” para que los padres escuchen a los hijos, los abracen y les pidan “perdón”. Así como lo lee.

Varios diputados se quedaron con cara de what? cuando la legisladora Iris se puso a predicar la palabra y a enseñar a cómo educar a los pequeños para que “no busquen el amor en las pandillas”. “Algunos no deberíamos de ser padres”, dijo, en ese momento varios legisladores cuchichearon que la diputada se equivocó de templo.

 

Ocupados

Como la virgen monumental, en el tema de la diputada Iris, hubo también opiniones en contra y a favor e, incluso, hubo intervenciones de las diputadas María Elena Ortega y Guadalupe Adabache, quienes abonaron a la petición de Aguirre Borrego y pidieron dar “amor” a los hijos y creer en Dios para que nos vaya bien. Total, la sesión se volvió una especie de catarsis para  padres.

Cuentan los chismosos que en el Congreso del Estado ya se les hizo costumbre estar discutiendo temas de acuerdo a su nivel mental. Primero, los nombres feos. Ahora buscan que Dios los ayude con su chamba. De plano, quien piensa que ha sido la peor legislatura y los peores diputados de la historia zacatecana, tiene toda la boca llena de razón.


Nuestros lectores comentan

  1. jaime espinosa barron

    jajajaj. Diputados falta de capacidad intelectual. Lo que natura no da. Salamanca no ótoga

  2. Ramon Martinez Corona

    Por que esa negativa de publicar comentarios…. sera por ardenes del Lic Enrique Laviada Director de este diario NTR????

  3. ¿Que tiene de malo que el gobierno o las personas pidan ayuda a Dios?, ya es tiempo que los masones nos dejen en paz, somos mayoría, no tenemos que ser rehenes de unos cuantos.