REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

Cd. de México.- Al menos once personas han muerto a causa de los incendios en la zona norte de California, de acuerdo con el diario Los Angeles Times.

Las autoridades dijeron al medio que esperan que los vientos disminuyan este martes para permitirle a los bomberos hacer frente al fuego, que ha dejado al menos 100 heridos, 20 mil evacuados y más de mil 500 casas afectadas.

“De la noche a la mañana, el viento que había impulsado estos incendios ha decrecido, y eso nos dio la oportunidad de combatirlo”, aseguró el vocero de la Policía del Condado de Yuba, Daniel Berlant.

Los bomberos batallan para contener el fuego en al menos 14 puntos de ocho condados: Sonoma, Napa, Mendocino, Yuba, Butte, Lake, Nevada y Orange. Los dos primeros muy famosos por su producción de vino.

El Gobernador de California, Jerry Brown, emitió la declaración de emergencia en esos ocho condados; dijo que las llamas habían dejado daños críticos en infraestructura y que amenazaban con dejar en las cenizas miles de casas.

Pidió al Presidente Donald Trump considerar la tragedia como un desastre mayor.

“Esto es realmente serio. Se está moviendo rápido. El calor, la falta de humedad y los vientos están llevándonos a una situación muy peligrosa y empeorándolo todo. No está bajo control, pero estamos intentándolo de la mejor forma que podemos”, indicó el Gobernador en rueda de prensa.

Los incendios comenzaron el domingo en la noche, alrededor de las 22:00 horas, tiempo local, y fueron avivados por vientos de hasta 80 kilómetros por hora. Las causas aún son investigadas.

A cientos de residentes apenas les dio tiempo de evacuar, algunos lo hicieron en carro y otros a pie. Calles y carreteras, incluida la autopista principal que lleva a San Francisco, fueron bloqueadas por las llamas.

Las imágenes y tomas de video de ayer eran desoladoras en algunos lugares donde se veía cómo el fuego había quemado decenas de árboles, casas enteras, restaurantes, hoteles y otros negocios.

El peor incendio en la historia reciente de California fue en Cedar, en el condado de San Diego en 2003, que destruyó más de 2 mil 800 hogares.

Con información de The NYT News Service

 


Los comentarios están cerrados.