FELIPE ANDRADE HARO
FELIPE ANDRADE HARO

12 de octubre, día de la banda

 

Todo listo para que algunos patriotas mexicanos, herederos –gracias al altísimo- de la tradición prehispánica, despotriquen contra Cristóbal Colón y los españoles que nos conquistaron y saquearon por siglos. Sí, son los que hubieran preferido que nos conquistaran los ingleses o los franceses, para haber salido medio güeros y ojo azul, porque odian su mestizaje. Los auténticos herederos de la tradición mexica no marchan, están tratando de sobrevivir en condiciones precarias, en sus comunidades, donde la modernidad sólo ha llegado a través de las promesas de campaña.

Es el México Profundo en donde luchan por vivir; recordarán las burlas del Marqués Lorenzo Córdova (quien cobra organizando elecciones en el INE) al gobernador nacional de los pueblos y comunidades indígenas (Hipólito Arriaga) y al jefe supremo de la tribu chichimeca (Mauricio Mata). Ese es el nivel institucional de respeto a la pluriculturalidad, así se conmemora la colonización, la explotación y el despojo.

Día de renegar de nuestro pasado español. Pero, aunque nos encabrone, somos la mezcla de razas, ni modo. Y los oradores oficiales se llenarán el buche de vivas y loas a quienes nos trajeron idioma y religión, porque aquí no había. ¿No había, neta? ¿Eran mudos los aztecas? ¿No tenían dios? Eran tan chingones que tenían muchos dioses, y un idioma que permitió al gran Netzahualcóyotl escribir poemas para cantarle a la vida.

Pero la rueda de la historia no se detiene. Ya nos tienen hasta la madre con la leyenda de que Colón, con unos litros de vino, se equivocó y en la cruda pensó haber llegado a la India, pero nel, había llegado a un continente inexplorado por los banqueros europeos, que necesitaban ampliar sus jugosas ganancias sin salario mínimo ni sindicatos charros. Parece (aunque la historia no lo consigne) que Colón fue recibido por el Secretario de Relaciones Exteriores del Imperio Mexica, pensando que los iban a invitar al Tratado de la Comunidad Económica Española. Pero no, la idea era darles una evangelizadora madriza y usarlos como fuerza de trabajo al estilo chino: 16 horas de trabajo y sin salario.

Colón realizó varias excursiones a nuestro continente, lo que lo convirtió en el primer viajero frecuente de la historia moderna. La polémica del lugar de su nacimiento continúa, pero murió como mueren los conquistadores: con un chingo de lana en el banco que fundó en las Islas Caimán. Ahí también guardaron su lana los Hermanos Pinzón, que por cierto se hicieron famosos cuando un grupo de música popular les hizo una canción:

“Los Hermanos Pinzones eran unos… marineros

Que se fueron con Colón que era un viejo… bucanero

Y se fueron a Calcuta a buscar algunas… playas

Y los indios Motilones les cortaron… la retirada”.

Colón inauguró la globalización y el colonialismo que produjo muerte, explotación, miseria entre los naturales. Nadie jamás ha dicho que el capitalismo sea humano (eso solo lo piensan algunos extraviados miembros de la derecha mexicana). Por cierto, es menester señalar que algunos historiadores (no oficiales, of course) siguen sosteniendo que, entre la tripulación de Cristobalín, venían algunos catalanes, que comenzaron a adoctrinar a los indígenas con ideas exóticas de independencia y libertad, después de la Guerra de las Remensas que inició precisamente en Cataluña en 1462.

Total, si el pinche capitalismo no tiene patria, la solidaridad de la prole en el mundo tampoco; hoy toca luchar y defender el derecho de los catalanes por su independencia (un derecho histórico) y no las estupideces de quienes andan diciendo que van a crear la “República Independiente de México del Norte” al grito de ¡Aridoamérica para los aridoamericanos! Sólo un favor carnales, cuando logren su independencia se llevan a Nicho Hinojosa, Franco Escamilla. Gloria Trevi, entre otros. Neta que se los vamos a agradecer. ¡¡LA MACHACA ELEVA EL COLESTEROL!!


Los comentarios están cerrados.