FELIPE ANDRADE HARO
FELIPE ANDRADE HARO

Yo no soy neoliberal, pero por ti seré

El neoliberalismo ha dejado una estela de pobreza en el mundo. La brecha entre los más ricos y los más pobres es cada día más grande. Si a eso le agregamos que, ideológicamente, se nos prepara para ser consumidores y no ciudadanos, podemos concluir que estamos jodidos. Sí, somos prole y qué. Pero no nos sentimos orgullosos de ello, nos preparamos cada día para salir de la pobreza, pero los gobiernos no nos dejan. Vean ahora como el gobierno municipal de Zacatecas corre, a como dé lugar, a los comerciantes de la Plaza Bicentenario para “quitarle lo feo a ese lugar de esparcimiento citadino”.

Y para acabarla de amolar, el economista number one del país, Enrique Peña Nieto, en reunión con la prole afectada por los sismos, ha creado un mecanismo que ya comienzan a copiar en el mundo entero: LAS TANDAS. Sí jodidos, el presidente que ya se va el próximo año, le dijo a la prole que para reconstruir sus casas vayan organizando una “Tanda por la Vivienda”. Ya depende de cada familia el tipo de cantón que quiera para azotar con el billelle. Sortean los números y a ponerle Pancho al niño.

Si la chusma quiere construir en una zona residencial, la cantidad tendrá que ser mayor; si quiere acabados de primer mundo, otro billete y así sucesivamente. Y ahí reside lo maravilloso del plan del presidente. Si la banda no ha pagado los abonos en Coppel o Elektra, pues tan sencillo como juntarse y hacer una tanda. No has pagado la tenencia, don’t worry, júntate con otros y organiza una tanda. Eres marginado y sólo le has entrado a los frijoles y las tortillas duras, de volada a crear una tanda de pollo.

El Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, están preparando la firma del Tratado de las Tandas, para que los países pobres se mochen con sus deudas a las entidades financieras. En México, nuestros ilustres legisladores ya discuten la Ley de Tandas, en el entendido de que si las amables señoras de la colonia quieren organizar una tanda de cobijas, relojes, despensas o algo por el estilo, primero deben de pedir permiso a la autoridad y pagar el impuesto correspondiente. En Zacatecas, después del éxito de la ley que prohíbe ponerle nombres gachos a los hijos, los diputados quieren lanzar la “Ley de Tandas de Herramientas Legislativas”, para no desaparecer ese estímulo tan preciado.

Bueno no sólo una ley, menos, que sean diez, para que nuestra prole pueda disfrutar de los placeres de la vida. Donald Trump, Angela Merkel, Theresa May, Emmanuel Macron, ya cabildean en sus respectivos países la legislación de tandas, enviando mensajes de apoyo a Peña Nieto por tan genial idea. Mariano Rajoy señaló a los medios que en el caso de la independencia de Cataluña serán inflexibles y, con el beneplácito del Rey, se organizarán tandas de madrazos a esos catalanes gandallas que quieren separarse de la madre patria.

La historia económica ya se puede dividir en antes y después de la TANDA. Por esa y muchas razones ya los economistas asociados del país preparan la postulación del presidente mexicano al Premio Nobel de Economía del próximo año. “Ya es tiempo de que en el extranjero nos valoren en el desarrollo de la ciencia. México no es sólo pirámides y el cerro del Tepeyac. También tenemos intelectuales de primer orden, por eso es que estamos convencidos de que el Nobel de Economía es un pequeño reconocimiento a los mexicanos que estamos innovando la ciencia económica”, dijeron emocionados algunos de los grandes creadores del rescate bancario y la devaluación.

En calidad de mientras me preparo para pagar la tanda antes que me toque una tanda de chingazos por haberme retrasado. ¡¡PÁSELE, PÁSELE, DOS TANDAS POR UN BOLETO!!


Nuestros lectores comentan

  1. Rubén Cardona Murillo

    De risa esa bestia que habita en los pinoles. Si se juntara más seguido con “clavillazo”, tremendo show que armarían para deleite de la prole.

    Responder

Deja un comentario