KAREN CALDERÓN/NTRZACATECAS.COM
KAREN CALDERÓN/NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS.- A sus 54 años, Lucy “N” es una sobreviviente del cáncer de mama, quien se catalogó como “un ejemplo vivo de la irresponsabilidad de la exploración”, pues aunque veía que su seno tenía cambios y deformaciones se negaba a acudir al médico.

En 2013 inició como una paciente más de cáncer de mama, hecho que cambió su vida y la de su familia, ya que a lo largo de un año y medio se sometió a agresivas quimioterapias, radiaciones y extracción del tumor, por ello, perdió uno de sus senos.

Con una mirada de dolor, dijo: “fui tan irresponsable que dejé que mi tumor creciera, sólo de pensar que era cáncer me daba miedo. Por ignorancia deje que pasara, afortunadamente y gracias a los doctores, lo detuvieron a tiempo y me salvé”.

“Cada día que pasaba era más difícil el levantarme porque se te va la fe, se te van las ganas de seguir luchando; sin embargo, mi familia me dio esa fuerza de luchar y así vencí el cáncer hace tres años”, platicó.

Con la pérdida de mi seno, consideró, “perdí parte de mi cuerpo como mujer. Al verme al espejo recuerdo lo irresponsable que fui. Me siento menos mujer, veo a alguien deforme”, expresó con lágrimas en los ojos.

Hoy, ella forma parte de las 42 beneficiarias de la donación de implantes mamarios. “Con el implante adquieres un poco de seguridad, porque cuando no la tienes, vez un cuerpo deforme, afecta tu autoestima, ya con la prótesis, ya te sientes más mujer y ser más femenina”.

Durante tres años, Lucy acudió a consultas de seguimiento para descartar cualquier reaparición de células cancerígenas, pero hace tres meses, en sus exámenes de rutina, se le detectó otra vez cáncer, pero ahora en la cabeza.

“Ahora me regresó, pero en la cabeza, dicen que es agresivo y las secuelas que deja son más notorias y, efectivamente, las radiaciones son muy, pero muy fuertes. La otra ocasión me dieron, pero no fueron tan fuertes como ésta”, explicó.

A través de NTR Medios de Comunicación, Lucy envió un mensaje a todas las mujeres del estado: “explórense, vayan con su médico y realicen sus pruebas de detección a tiempo, no sean como yo, que a cuatro años de esta enfermedad sigo pagando y muy caro las consecuencias”.


Los comentarios están cerrados.