FERNANDO QUIJAS
FERNANDO QUIJAS

Si quieres tratar con un buen melómano, de ésos de hueso colorado y audífonos pegados, tan sólo pregúntale cuál es su banda favorita.

Es casi una ley natural que esa persona, que seguro canta también en idiomas que no sabe hablar, no te sepa decir tan sólo una, sino que tiene una extensa lista de bandas favoritas.

Un buen melómano, además de tocar instrumentos imaginarios, puede llegar incluso a enlistar a sus artistas favoritos basándose en diversas características como idioma, país, año, debut, género, etcétera.

Y es que un verdadero amante de la música, ése que es el primero en ponerle monedas a la rockola del bar para amenizar su borrachera, no se detiene en un solo género. Para él, clavarse en un solo género musical es un error.

Esa persona, que seguro prende la televisión sólo para buscar los canales de audio, navega entre diversos géneros buscando algo que le guste o que no le guste. ¿Por qué no? ¿Cómo puedes saber si algo no te gusta si nunca lo has escuchado?

Preguntarle por una banda o hasta un género favorito a un buen melómano, de ésos que odian el silencio en cualquier actividad que hagan, por muy pequeña o muy grande que ésta sea, como puede ser desde destapar una cerveza hasta atravesar la carretera hacia otro estado, es preguntar por algo tan especial e íntimo para esa persona, que feliz lo compartirá contigo.

 


Los comentarios están cerrados.