LORENA GUTIÉRREZ | NTRZACATECAS.COM
LORENA GUTIÉRREZ | NTRZACATECAS.COM

Zacatecas.- La noche de este domingo, altos funcionarios y directivos de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) difundieron en redes sociales un comunicado mediante el que se anunció la suspensión de servicios estudiantiles y de pagos a docentes debido a la crisis que atraviesa la institución.

El documento -con fecha 30 de octubre- fue difundido a unas horas de que se deba pagar la quincena al personal. A través del boletín, el Consejo Universitario informó que “las múltiples gestiones ante el gobierno federal, realizadas por el rector Antonio Guzmán Fernández, han sido infructuosas”.
“No hay recursos suficientes para cubrir los servicios que la institución ofrece a los estudiantes de escasos recursos (becas de alimentos y casas de estudiantes), la nómina correspondiente a la segunda quincena de octubre, primas de antigüedad, estímulos a la carrera docente y compromisos contractuales de cierre de año, como aguinaldo y días adicionales”, se advirtió a la comunidad de la máxima casa de estudios.
Éstas son las primeras consecuencias de los aprietos financieros que padece la institución académica, los cuales se agravaron durante el último año, el primero de la administración de Guzmán Fernández.
La situación de la Universidad llegó al punto de la crisis la semana pasada luego de que, a pesar de seguir los mandatos de austeridad y ordenamiento dictados por la Federación, ésta negara la entrega de recursos adicionales debido a la reestructuración del presupuesto para favorecer a los estados damnificados por los sismos de septiembre.
Sin embargo, en su último comunicado, el Consejo Universitario acusó que la negativa del gobierno federal obedece a razones políticas, más que económicas.
“Por un lado, se deriva de la estrategia de mercantilización y privatización de la educación superior, a través de la disminución sistemática del gasto destinado a educación pública”, argumentaron los integrantes del comité.
“Por otro lado -añadieron-, este problema atiende a la persistencia de un acrecentado centralismo en perjuicio de las universidades públicas estatales y, en particular, de nuestra universidad”.
En ese sentido, criticaron la falta de equidad en el reparto de recursos financieros para las casas de estudios del país, al afirmar que es desproporcionado en comparación, por ejemplo, a lo que recibe la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
Detallaron que el costo por alumno de la UAZ es de 53 mil 745 pesos, mientras que la media nacional es de 57 mil 235. Además, resaltaron el compromiso social de la institución, al considerar que es la segunda más barata del país y que destina parte de su presupuesto a alumnos de escasos recursos.
También reprocharon al gobierno del estado que las aportaciones que otorga a la institución son insuficientes, pues su participación en el subsidio de la máxima casa de estudios es de 20 por ciento, frente a 31 por ciento de promedio en el país.
“El adeudo histórico de la institución se hubiese podido saldar simplemente si, en el mismo periodo, el gobierno nos hubiese asignado un subsidio equivalente al otorgado al grueso de las universidades públicas estatales por sus respectivos gobiernos”, arguyeron.
Destaca que los universitarios hicieron público este reclamo justo después de que el mandatario estatal, Alejandro Tello Cristerna, informara mediante un boletín que respaldaría a la UAZ en la gestión de recursos extraordinarios este lunes, cuando el rector se reunirá con autoridades federales para negociar una solución.
Para finalizar, el Consejo llamó a “cerrar filas en torno a la legítima demanda por un presupuesto equitativo y digno para nuestra institución”, y resaltó el valor de la máxima casa de estudios como “agente de desarrollo y transformación social”.

 


Nuestros lectores comentan

  1. Renuncien a tanta prestacion y trabajen de acuerdo a la ley federal del trabajo como buenos mexicanos que se jactan de ser. Veran que hasta va a sobras dinero y nos van a cobrar menos impuests para Uds.

  2. Hugo de la Torre

    Lo que se debe hacer es que toda la comunidad universitaria y los padres de familia de los alumnos de los que su servidor soy parte, vayamos todos juntos a exigirle al gobierno federal los suficientes recursos para la UAZ .

  3. Independiente de todo eso se debería revisar las pensiones y beneficios que reciben los jubilados de la UAZ

  4. ¿Por qué no comienzan por desaparecer las pensiones y todos los gastos de los expresidentes de la República, de jueces, magistrados, los salarios y dietas de todos los involucrados con la clase política (incluye a todos los partidos políticos), los bonos de fin de sexenio de TODOS? Se trata de tomar conciencia de clase y la extensa mayoría no pertenece a ésta.