KAREN CALDERÓN/NTRZACATECAS.COM
KAREN CALDERÓN/NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS.- El secretario de Gobierno municipal, Manuel Ibarra Santos, así como Corina Torres Cerros, jefe del Departamento de Deportes, informaron que iniciarían una revisión de las 90 zonas deportivas dentro del municipio.

Dicha actividad se realizará luego de que el fin de semana se suscitó una pelea campal en el centro deportivo Incufidez, sitio donde se jugaba la final del torneo de futbol varonil del municipio, siendo este hecho el cuarto que se presenta en 2017.

Ibarra Santos detalló que de los 90 espacios deportivos en el municipio, 22 son utilizados para la práctica del futbol, disciplina que ha sido detectada como la más conflictiva, por la presencia de bebidas embriagantes.

Al respecto, anunció que tanto el Departamento de Deportes como la Secretaría de Finanzas municipal iniciarán una campaña de revisión de los establecimientos cercanos a estas áreas deportivas, en especial, aquellas que ofrezcan bebidas embriagantes, por ello se revisarán sus permisos y la manera en que venden este producto.

Respecto a la riña campal, el secretario de Gobierno municipal aceptó que no estaba presente ningún elemento de seguridad, incluso el Departamento de Deportes ignoraba la existencia de este evento.

“Siempre que hay eventos importantes y son notificados, se dan rondines y presencia de seguridad pública, para evitar eventos como el de este fin de semana; sin embargo, los organizadores de este último evento no dieron el aviso de su realización”.

Por su parte, Torres Cerros enfatizó que, al ser la cuarta vez que se recae en esta práctica, existirá una sanción a quienes participen en estos hechos.

Sin embargo, se reservó a confirmar cuál sería, ya que ésta debe de ser tomada por el consejo del deporte, para que sea un compromiso de los promotores en el municipio.

Explicó que todos los promotores, así como encargados de torneos de cualquier disciplina, firman un acuerdo con el municipio para comprometerse a mantener el orden público, tener planeación deportiva y darla a conocer al municipio.

A pesar de ello, recalcó que en esta última existen fallas por parte de los promotores y, finalmente, falta el promover la cultura del no consumo de alcohol dentro de los espacios deportivos.

Enfatizó que por no contar con todo el plan de trabajo de los promotores, suceden este tipo de hechos violentos, ya que no se tiene el conocimiento para darles el apoyo en cuanto a seguridad.

“Es una responsabilidad conjunta en la que debemos participar tanto promotores, jugadores, espectadores y autoridades creando una conciencia de espacios libres de violencia, ya que son actividades recreativas la que promovemos para la unión familiar o de amigos”, subrayó.


Los comentarios están cerrados.