STAFF | NTRZACATECAS.COM
STAFF | NTRZACATECAS.COM

Zacatecas.- Preocupa a los cinco Rectores de las Universiades Autónomas de Nayarit, Morelos, Michoacán, Oaxaca y Zacatecas la respuesta de las autoridades de la Secretaria de Educación Pública (SEP), en el sentido de que continuarán las gestiones ante la Secretaría de Hacienda (SHCP) en la búsqueda de obtención de recursos extraordinarios para las instituciones de educación superior que se encuentran en una crisis de insuficiencia financiera.

En este contexto, la administración central de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) no cuenta por el momento con el recurso extraordinario solicitado, para solventar el pago de la quincena el día de mañana, para los trabajadores, académicos y funcionarios de la institución.

La anterior situación coloca también en un escenario de alto riesgo para la institución, la obligación del pago de aguinaldos y prestaciones para la planta docente y administrativa, debido a la insolvencia para enfrentar el cierre fiscal del año en curso.

Cabe mencionar que después de un año de esfuerzo y de trabajo para el saneamiento de las finanzas de la Universidad Autónoma de Zacatecas, que atiende a más de 37 mil estudiantes de educación media superior, licenciatura, maestría y doctorado, se le coloca en una situación de emergencia institucional.

La máxima casa de estudios del estado, es en este momento la institución educativa de mayor relevancia con 21 postgrados inscritos en el Padrón Nacional de Calidad, que la colocan en el lugar número 16 de las 30 universidades públicas pertenecientes al Consorcio de Universidades Mexicanas (CUMEX).

El día de mañana la comunidad universitaria hará un llamado a la sociedad zacatecana en general, para que se unan y se solidaricen en la lucha por la defensa de la universidad pública, la portación de un presupuesto digno y justo, y por la defensa de la educación pública en Zacatecas, como un derecho establecido en la Constitución Política de lo Estados Unidos Mexicanos.

 


Nuestros lectores comentan

  1. Tanto el Gobierno como las Universidades de todo México deben tener presente la forma o manera de realizar su buena actividad para beneficio de los estudiantes para bien de ellos, como de todo el
    bien de México.