NORMA BERNAL | NTRZACATECAS.COM
NORMA BERNAL | NTRZACATECAS.COM

FRESNILLO. A pesar de que la cuota de saneamiento tiene que ser obligatoria, en tanto se resuelva si las plantas tratadoras Oriente y Poniente serán operadas por el Municipio o se dan en comodato, el planteamiento del cobro continúa en la Ley de Ingresos 2018; sin embargo, los integrantes del cabildo rechazaron el aumento en la cuota por el servicio de agua potable, informó José Haro de la Torre, presidente municipal.

Refirió que la cuota de saneamiento tiene que ser obligatoria en caso de que no se consiga la concesión o comodato de las plantas tratadoras, de hecho, llegó un documento de la Secretaría de Agua y Medio Ambiente (SAMA), donde se da una explicación jurídica de este tema.

Detalló que el pleno del cabildo votó a favor de que no aumente la cuota por el servicio de agua potable 66 centavos al mes y, al contrario, por unanimidad se pidió que el ayuntamiento sea quien destine un subsidio al Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Fresnillo (Siapasf).

Haro de la Torre refirió que el sistema cada año pierde cerca de 3.4 millones de pesos en los descuentos y no existía un subsidio para resarcir esta situación, por lo que aplaudió el que el regidor Eduardo Aguirre haya propuesto que se dé una partida del presupuesto al agua, aunque mencionó que esto podría afectar otros fondos.

Refirió que si una de las plantas tratadoras se diera en comodato, el Municipio podrá hacer el esfuerzo de operar la otra con un gasto de 400 mil pesos mensuales, que si bien es cierto que es un gran gasto, el agua puede venderse a clientes potenciales.

Consideró que con ello se da certidumbre y no habría que cobrar el saneamiento para no afectar a la ciudadanía.

En tanto, expuso que el rechazo por parte de los regidores al aumento en el cobro del vital líquido estuvo bien pensado, pues el subsidio al Siapasf ayudará a que puedan subsanar sus finanzas.

“Las estimaciones que se tenían del agua potable es que tuviera una recaudación de cerca de 4 millones de pesos con este incremento; sin embargo, pues no se dio, por lo que se recortará el gasto público, pero no afectará al bolsillo de los fresnillenses”, destacó.

Enfatizó que el Siapasf siempre estaba en descontrol porque había descuentos, pero no había un subsidio que respaldará al organismo y se convertía en una fuga de recursos, por lo que ahora será distinto.

Antes del 31 de diciembre se tendrá que aprobar el presupuesto de ingresos 2018, pero antes tendrá que pasar ante la Legislatura, reconoció el alcalde.

Frente a ello, Haro de la Torre consideró que la operación del Siapasf es cada vez más caro por el aumento de la luz eléctrica, por lo que reiteró que el subsidio es una buena idea.

“Todos somos coparticipes del buen funcionamiento del sistema de agua potable, por lo que hay que ayudar a subsidiar”, refirió.

El presidente municipal especificó que ha sido una buena administración la que ha tenido el Siapasf, pues es la única administración que no ha apoyado al organismo, sólo recibió un adelanto de nómina, pagos del Programa Operativo de Desarrollo y Diversificación Económica de Zonas Rurales (Proder), pero no recibió recursos para la operación.


Nuestros lectores comentan

  1. Ya subieron en 1 anio. Mas del 60% del precio y aun el problema sigue. Ese dinero va a la bolsa de la sra del siapasf.

    La voluntad del joven presidente queda muy corta frente a todos los dinosaurios y mismas actividades truculentas de encargados del agua, de transito de policia, de plazas y mercados, de alcoholes. Enfila para ser el periido gobernado con mas alza de precios y peor servicio mas que nunca.