Sin presupuesto

Parece que la austeridad o la falta de presupuesto provocan que la iniciativa y/o la creatividad se haga presente con algunos funcionarios del ayuntamiento fresnillense, ya que, dicen los chismosos que, en pleno acto de arranque de obra, pues no tenían con qué dar el banderazo, así que le pasaron al presidente municipal, José Haro de la Torre, un palo y un chaleco para simular la bandera de arranque. ¡Qué tal! Pues parece que lo importante es resolver ¿o no?

 

Calladito

¿Por qué será que el regidor independiente estuvo muy calladito en la sesión itinerante de cabildo? Pues dicen las lenguas viperinas que estaba que brincaba de contento porque al final el cabildo (es decir, los regidores oficialistas, la aplanadora pues) por una extraña razón, decidieron ponerse a favor de la ciudadanía y le dieron para atrás al aumento de la cuota del agua potable. Así las cosas, parece que ese recurso saldrá de las propias arcas del Municipio. ¿Será que logró consenso antes de ingresar a la sesión? Pues la realidad es que parece que, en esta ocasión, los berrinches de Ulloa (así dicen los regidores priistas) surtieron efecto.

 

Debe aclarar

El que debe dejar muy claras las cartas sobre la mesa es el presidente municipal, José Haro, con respecto a la cuota de saneamiento y el funcionamiento, la condonación o lo que decida hacer con las plantas tratadoras de El Mineral, pues todo este “desgarriate” ha provocado demasiada confusión entre la población y lo que sí tienen claro (los fresnillenses) es que de por sí, la situación económica es muy difícil, los servicios dejan mucho que desear, como para todavía tener que incluir en sus pagos de mes una cuota de un saneamiento que, incluso, puede resultar estéril, porque es muy posible que sean otros los que operen las plantas. ¡Qué alguien nos explique!


Nuestros lectores comentan