Amalia va

 

Hay muchas cosas que no funcionan en gobierno porque pues… de plano, no funcionan ni las hacen funcionar. A ello agréguele que tienen en las áreas personajes sin peso, sin liderazgo ni decisión y, sobre todo, en áreas de vital importancia, como la de proyectos de la Secretaría de Finanzas, donde gobierna el fantasma de Amalia García Medina.

Así como lo lee, el jefe de proyectos, el encargado de presentar las propuestas y llevar las gestiones para conseguir recursos federales, es nada y nada menos que el sobrino de la ex gobernadora Amalia García Medina, Manuel Espartaco Gómez García. Imagínese en manos de quién estamos. Ahora sí, dicen las serpientes, a Miguel Alonso le va a dar chorrillo.

 

Déspotas

¿Cómo es que pensarán “hacer política” y quizás “gobernar” los futuros candidatos a los distintos cargos de elección popular? Nadie sabe, pero claro está que con prepotencia y complejo de superioridad no. Al frasco de veneno nos llega la pregunta por la actitud que toma el aún jefe de oficina del gobernador, un tal Juan del Real.

Ha de recordar que Juanito, le dicen cariñosamente, quiere ser regidor, diputado, alcalde o lo que le resulte. Por eso hace alarde de su cargo y ha adoptado la aptitud de prepotencia y, junto con su asistente, un tal Carlos, hace circo, maroma y teatro para entrar a la casa de gobierno. Paran tráfico, llaman a los asistentes (que casi los reciben con canapés), a su seguridad y todo su séquito para que los reciban.

 

Sencillez

Claro está que Juan del Real ya se siente alcalde. El caso es que con esa actitud de cuervos, tipo Chava Iglesias con su Hugo Sánchez, no les va. Deberían de seguir el ejemplo de la alcaldesa Judith Guerrero, quien con toda su experiencia, cargos públicos y un papel importante en la sociedad, ni por todo eso… se ha trepado a su ladrillo.

La alcaldesa Judit será dura, dicen las víboras, pero es lo que les hace falta a varios para gobernar y hacer bien las cosas, y eso no tiene nada que ver con la sencillez que la caracteriza. La alcaldesa, a donde vaya, camina por las calles de Zacatecas sin hacer tanto show y sin requerir todo un séquito para que le abran una puerta. Ejemplo para muchos.

 

Hipocresía

Este martes estuvo el secretario de gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, en Zacatecas. Llegó a platicar con adolescente y jóvenes a la Universidad Tecnológica, mientras, en otros puntos de la ciudad, otros miles de jóvenes se manifestaron por la situación económica de la UAZ. Y en otro punto, trabajadores de gobierno tomaron la Secretaría de Infraestructura.

Fuera de eso, dicen las serpientes, todo marchó relativamente bien. Incluso los vecinos se sorprendieron porque, en alrededores de la Utzac, el gobierno embelleció dos kilómetros a la redonda. Barrieron, trapearon, podaron árboles, cepillaron camellones, bañaron perros y hasta pintaron un par de topes de los millones que existen por toda la ciudad.

 


Los comentarios están cerrados.