CLAUDIO MONTES DE OCA/NTRZACATECAS.COM
CLAUDIO MONTES DE OCA/NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS.- El Día de Muertos es especial para los niños, quienes acostumbran salir a la calle disfrazados para tocar puertas y pedir dulces, o como se le llama “pedir el muerto”; sin embargo, la inseguridad ha rebasado la misma tradición.

Luego de que este miércoles se registraron personas heridas a causa de balazos, muchos padres y madres de familia optaron por no permitirles a sus hijos que salieran a las calles.

Algunos otros prefirieron salir más temprano, cuando el sol todavía no se mete, para no privar a sus hijos de esta tradición.

Corina “N”, madre de una niña de seis años, prefiere organizarse con sus amigas de la cuadra para acompañar a los niños.

“Salimos con todas las mamás de la colonia para que los niños puedan pedir el muerto. Esta vez quisimos salir más temprano para no llegar tan tarde. Antes podíamos salir y meternos como a las 9, pero ya no”, sentenció.

Por su parte, Rigo “N”, esposo de Corina, recuerda cómo en su infancia podía salir incluso sin la compañía de un adulto.

“Los niños de los noventa crecimos de manera diferente. La verdad, la pasábamos mejor. Me acuerdo que nomás era de juntarte con los amiguillos y salir con tu bolsa a pedir el muerto. Solitos nos andábamos metiendo como a las 10 de la noche, o hasta más tarde. Ahora cuándo vas a creer que eso se pueda hacer”, lamentó.

En Zacatecas, algunos niños acostumbran “pedir el muerto” los días 1 y 2 de noviembre. En algunos casos desde el 31 de octubre.

Adriana “N”, madre soltera de 27 años, tiene dos hijos; en su caso, prefirió que los niños no salieran a las calles. Una de las causas es que no tiene tiempo para acompañarlos y preferiría salir acompañada de, por lo menos, otro adulto.

“En el kínder les celebran y les dan el muerto, eso es lo que han estado haciendo, y pues con eso ya están bien, yo digo, para qué salir, si luego una no sabe lo que pueda pasar”, comentó.


Los comentarios están cerrados.