No todo es festival de la muerte
Parece que hay bastante molestia por parte de la ciudadanía fresnillense, luego de que este año el ayuntamiento se hiciera “ojo de hormiga” y fingiera demencia respecto a la responsabilidad que año con año venían realizando en el deshierbe y limpieza de los tres panteones de El Mineral. Dicen los chismosos que ahora sólo limpiaron por donde pasaría “el preciso” José Haro, nomás para tomarse la foto y de todo lo demás no se ocuparon. Todos sus esfuerzos los dedicaron al Festival de la Muerte.

Sin aportar
Pero no crea usted que dichos esfuerzos para que este festival resultara un éxito se refieren al tema económico, pues dicen los chismocines que los integrantes de la presidencia municipal “se agacharon y se fueron de lado” con respecto al tema, pues ni un cinco aportaron para dicho fin. Al evento “le apoquinaron” algunas instituciones educativas y empresas locales. Por cierto que, a pesar de que el evento en general resultó del agrado de los fresnillenses, si resultó bastante contradictorio hacer un festival de la muerte, cuando justo ésta acecha a El Mineral de forma despiadada por tanta inseguridad, la cifra sigue a la alza sin que las estrategias logren su cometido.

Ya se acerca diciembre y sus posadas
Pero no crea usted que estamos hablando precisamente de festejos, sino de lo que ello significa en materia económica, pues aunque el presidente municipal José Haro (Pepe para los cuates) diga que aún no tiene claro si pedirá o no adelanto de participaciones, que eso ya es un hecho, pues no hay lana que alcance para todas los obligaciones de gasto corriente y compromisos adquiridos; quiere manejar el tema con bajo perfil. Aunque honestamente esto es prácticamente una misión imposible, pues con la jiribilla política existente y el tema de la reelección en la mesa, más de tres están muy atentos a cada movimiento del “preciso” para señalarle sus defectos y sus virtudes. Sin duda alguna el tema de “los dineros” será de los primeros en brincar. ¿O no?


Los comentarios están cerrados.