La culpa no la tiene nadie más que quien los hace compadres.


Los comentarios están cerrados.