Sin resultados.

Varias serpientes se preguntan cuánto le durará a la secretaria de la Función Pública, una tal Paula Rey, el discurso de los procedimientos, los mecanismos y la ley en el caso de la investigación contra funcionarios del anterior sexenio y sobre todo del gobernador Miguel Alonso Reyes. A la fecha, dicen, no hay resultados en materia de combate a la corrupción.

Seguramente recordará que son miles de millones de pesos los observados y la tal Paula, no da respuestas. Obvio, dicen las serpientes con muuucho veneno, que no es precisamente ella quien cargará con el muerto de la corrupción, si no que los zacatecanos se lo achacarán al gobernador Alejandro Tello, quien en campaña prometió, juró y perjuró, que en este tema no tendría piedad y habría resultados.

 

Mala actitud.

Desde el fin de semana varios funcionarios supieron a dónde serían re asignados. Uno de ellos de inmediato tomó ventaja de la situación y acudió a la Secretaría de Infraestructura para desalojar la oficina del entonces titular Francisco Ibargüengoitia. Dicen los chismosos que llegó con un montonal de cajas y “con su comper”, comenzó a empacar y luego sacó las cosas de su predecesor a la puerta.

Así como lo lee, aun ni les tomaban protesta y Jorge Luis Pedroza Ochoa ya estaba invadiendo la que apenas sería su oficina, algo que no habla muy bien de él y sobre todo considerando que quizás Francisco Ibarguengoitia se convierta en el delegado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT). ¡Ups!.

 

Cepillado.

Durante la reciente y enésima visita del Peje “peregrino”, quedó claro que todos entran en su proyecto… y todos son todos, incluso los monrealistas aún enojados porque los traen de un lado para otro. Son re bienvenidos, dijo, e incluso también quienes se atrevieron a pasar por alto las pillerías de Miguel Alonso Reyes.

Como todo, no pudo faltar el negrito en el arroz. Y sí, el Peje reiteró en su tradicional discurso que a Morena entran todos, peeero, menos el diputado que en su momento le permitió todo al exgobernador. Todos se voltearon ver con cara de ¿What?, pero era obvio, y el Peje se refirió a José Luis Figueroa, mejor conocido como El Cepillo, hoy alcalde de Loreto por el PT y ex diputado local.

 

Adelantado.

Como si el gobernador Alejandro Tello le hubiera dado su voz y voto, el recién renunciado e incompetente (nunca pudo) Juan del Real anda en los preparativos de “su” campaña a lo que sea. Puede ser regidor, diputado, alcalde… lo que sea es bueno para Juanito y para ello, deberá llegar bien preparado.

El fin de semana Juan del Real fue visto en Guadalajara a donde llegó a buscar asesores para que lo apoyen en su campaña. Dicen que está convencido del “apoyo” de la gente y que tiene miles de seguidores. Nadie sabe a qué, pero va a contender por algo para terminar en lo mismo… en la nulidad.


Los comentarios están cerrados.