DANTE GODOY/NTRZACATECAS.COM
DANTE GODOY/NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS.- Choferes y recolectores del servicio de limpia de la capital donaron sillas de ruedas, andaderas, bastones y guías para débiles visuales, como retribución a la sociedad por sus aportaciones voluntarias para la recolección de basura.

Para lograr este buen gesto, los trabajadores juntaron las propinas que reciben cuando recorren las colonias de la ciudad y que la gente les ofrece por su labor.

Francisco Antonio Gallardo Chávez, uno de los choferes, informó que entregaron en total tres sillas de ruedas, tres andaderas, cuatro bastones y un bastón guía para personas débiles visuales.

“Esto nació por propia voluntad, pues vimos la necesidad de estas personas y así fue que nos dimos a la tarea de conjuntar esfuerzos y brindarles estos apoyos”, explicó.

Posteriormente, los beneficiarios brindaron un aplauso en forma de agradecimiento por la loable acción que hicieron los empleados del Departamento de Limpia.

Cipriana González Sánchez, vecina de la colonia CNOP, expresó su felicidad por la silla de ruedas que le obsequiaron. “Mi padre Dios me los cubra de bendiciones, que jamás permita que les falte un trabajo a ellos”, les dijo a los recolectores de basura.

Don Chuy, quien por 18 años fue encargado de llenar bitácoras y hacer trabajo de oficina con sus compañeros de recolección de desechos, fue favorecido con una andadera.

“Ahora voy a ir para todas partes y no voy a parar. Ahora sí me voy a ir con las muchachas, ya ni me van a alcanzar”, celebró el beneficiario, en tono festivo.

Sin apoyo del SEDIF

Consuelo Rodríguez Santillán, anciana originaria de Benito Juárez (antes San Cayetano), denunció que el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (SEDIF) les incumplió a ella y a su hijo, quien está en silla de ruedas.

Denunció que desde agosto el organismo asistencial, cuya presidenta honorífica es Cristina Rodríguez Pacheco, prometió que le brindarían terapia a Francisco Castañón Rodríguez.

“Pero hasta el momento no hay nada. Mejores fueron los de Limpia del Ayuntamiento de Zacatecas, que nos dieron la ayuda”, comparó.

La octogenaria acudió a la entrega de apoyos que organizaron los empleados del servicio de recolección de basura, quienes le otorgaron una silla de ruedas a su hijo.

“Los del SEDIF ya me habían dicho que iban a ir, pero no fueron. Quiero que nos atiendan, no a mí, sino a él. Yo, como pude, a sobadas, le logré quitar las manos que las tenía cruzadas en el pecho. Ahora ya las mueve, pero sí quiero que me ayuden”, dijo angustiada.

“Quiero que me hagan el favor de echarme la mano de que le den sus terapias, porque a ver quién quite y mi hijo camine”.


Nuestros lectores comentan

  1. Haber si les da un poquito de vergüenza a todos los políticos que con su gran sueldo nunca ayudan a la gente.

  2. Me da gusto que publiquen este tipo de notas para que estas nobles acciones no queden en el anonimato, y que también de esa manera sigamos apoyando ahora con más gusto a estos trabajadores que dan un ejemplo de cómo servir a la sociedad, no como las instancias que supuestamente están para eso pero prefieren andar de viaje gastando el recurso que debería aplicarse a estas personas. Qué lástima y que vergüenza tener un gobierno así. La sociedad está buscando sus propias estrategias como respuesta al nulo apoyo oficial.