Trabajadores de limpia

Hasta dónde hemos llegado, ahora resulta que los trabajadores municipales, que son los peor pagados del estado, son los que más se ponen las pilas y trabajan (de verdad) en acciones y hasta organizan cosas en favor de la sociedad. Vienen al caso los trabajadores de limpia, que a diario mantienen limpia la ciudad y que levantan lo chicles, los vasos y las latas que muchos mal educadamente tiramos en la calle.

Sucede que choferes de camiones recolectores de basura se organizaron y reúnen pet y papel y cosas que se puedan reciclar, para venderlas y de ahí sacan recursos para invertirlos en sectores vulnerables. Así como lo lee, ellos ahora hacen la tarea del DIF, que es precisamente atender a esos sectores y los dotan de bastones, sillas de ruedas y pañales.

 

Contradicciones

Algunos constructores del Estado se quedaron con un palmo de nariz cuando se enteraron que Jorge Luis Pedroza Ochoa sería el secretario de Infraestructura, de quien reconocen, no tiene experiencia ni trayectoria como para encargarse de un área de vital importancia para un gobierno.

Varios se imaginaron que podría llegar el ingeniero Rubén Vázquez, quien es todo lo contrario a Pedroza. Cuentan que tiene una amplia trayectoria, un emplear servicio de carrera y ha servido para el ramo en distintos gobiernos independientemente del partido que sea. Obvio, dicen las serpientes, los inteligentes y la gente derecha… no llegan.

 

Contradicciones

Por un hueso hasta un cerro se mueve, si no pregúntele al regidor capitalino Heladio Verver y Vargas, quien de buenas primeras cambió su voto positivo por uno negativo. Ello con respecto al tema del rastro municipal de Zacatecas y que finalmente y por mayoría, aprobaron su cierre definitivo.

Cuentan los chismoso que Heladio había garantizado su voto por el Sí en el cierre del rastro y de buenas a primeras dijo que no, y todo porque le ofrecieron ser candidato a algo nuevamente. De inmediato cambió de opinión y hasta juntó gente, tablajeros sobretodo, que estuvieran contra del cierre del rastro.

 

Recordatorios

Dicen las malas lenguas que, durante la conferencia que dieron el góber Alejandro Tello y el tesorero Jorge Miranda, a éste último nomás le faltó ponerle de zapes al huacarrector Antonio Guzmán Fernández, pues le perdonó incluso recordarle que él mismo fue parte de la bronca financiera en que está sumida la UAZ.

Y es que no son pocos los que recuerdan que, cuando Hacienda avistó que le iba a retener 137 millones de pesos a la universidad, el rector interpuso un recurso de amparo para que se detuviera el proceso… ¡pero luego se desistió y acabaron reteniéndole la lana! Así que en el tema del recurso financiero que le falta, el huacarrector tiene mucho que explicar todavía.


Los comentarios están cerrados.