Agencia Reforma / ntrzacatecas.com
Agencia Reforma / ntrzacatecas.com

Cd. de México, México.-La Cámara de Diputados aprobó el Presupuesto de Egresos de la Federación 2018 con una redistribución de recursos por 83 mil 814 millones de pesos.

Entre reclamos por un posible manejo electoral del presupuesto, las bancadas aprobaron en lo general un presupuesto total por 5 billones 236 mil 375.6 millones

Se emitieron 413 votos a favor, cero abstenciones y 49 en contra de Morena y dos del PRD; sin embargo, la Oposición alista una numerosa lista de reservas sobre el contenido del dictamen. En total hay 346 reservas en manos de 89 diputados.

En la bolsa de los 83 mil 814 millones de pesos, 43 mil 291 millones provienen de los ajustes a la Ley de Ingresos y otros 40 mil 523 millones se generaron de reducciones en diversas partidas presupuestales.

La asignación a la reconstrucción por fenómenos naturales se concentrará en el Fondo Nacional de Desastres.

Aunque se llegó a hablar de una bolsa de 30 mil millones, al Fonden se le asignarán 24 mil 644 millones de pesos, de los cuales 18 mil millones de pesos son ampliación a los 6 mil 644 millones de pesos que propuso originalmente el Ejecutivo federal, antes del sismo del 19 de septiembre.

También se consideran 2 mil 500 millones de pesos como un nuevo Fondo de Reconstrucción para Entidades Federativas, que será capital para que las entidades puedan aportar el llamado “pari passu” que exige el Fonden, una aportación económica que exigen las reglas de operación para acceder a los recursos federales.

Se asignan también 2 mil 500 de pesos al Fondo de Capitalidad, por medio del cual el Gobierno de la Ciudad de México podrá destinar recursos para la reconstrucción.

El presupuesto prevé incrementos al presupuesto al campo de 7 mil 800 millones de pesos, y 7 mil 444 millones de pesos al presupuesto de comunicaciones, especialmente para carreteras.

Otros 5 mil 526 millones de pesos adicionales se aprobaron para educación.

La Oposición fustigó los tintes electorales y cuestionó el crecimiento de la deuda pública y el cuantioso gasto del Ejecutivo en materia de publicidad y comunicación social.

“El costo de la deuda es de tres puntos porcentuales del PIB. Ha crecido cada año casi 200 mil millones de pesos, pero para gasto corriente y no para inversión en gasto corriente. Por eso no se puede invertir en salud, educación y en carreteras”, deploró por Morena Vidal Llerenas.

“Hay un gasto en publicidad sin límite y para promoción del Gobierno. Va a ser utilizado mucho por este Gobierno y no lo estamos impidiendo”, alertó.

Por el PAN, Alejandra Gutiérrez Campos censuró el “crecimiento raquítico” del Presupuesto para 2018.

“Estamos en desacuerdo porque carece de criterios efectivos de transparencia en la asignación de recursos y por el excesivo gasto de publicidad, de comunicación social y de la Oficina de la Presidencia”, dijo la panista.

“Nos hubiera gustado que los vicios de opacidad y discrecionalidad hubieran disminuido. () Tenemos un Presupuesto inercial gasto cubierto mediante contratación de más deuda y con recorte a programas que merman la calidad de vida de la población”, evaluó la también albiazul Minerva Cruz.

“Debemos vigilar que los recursos para reconstrucción sean utilizados de manera clara y transparente”, previno el perredista José Antonio Estefan Garfias.

Por Movimiento Ciudadano, Germán Ralis Cumplido advirtió que “los moches” asoman “en los socavones y en todos los contratos a modo que se otorgan en los diferentes programas federales”

 


Los comentarios están cerrados.