MARIA GUADALUPE MURO ROBLES*
MARIA GUADALUPE MURO ROBLES*

Un derecho de todo ser humano es el de escoger cómo vivir, por lo tanto, también lo es, escoger cómo morir. Actualmente la gran preocupación de muchas personas es el terror de estar en una situación donde él no pueda decidir sobre cómo llevar un proceso de enfermedad terminal, si él o ella se encuentran en condiciones de inconciencia que no les permita decidir sobre los tratamientos que reciba. Es cierto que en la actualidad se dan tratamientos muy agresivos para preservar la vida (sin que esto signifique una garantía de recobrar la salud), que laceran y provocan sufrimiento en el enfermo y sus familiares, por ello es importante señalar que un principio de la Bioética es preservar la Dignidad del ser humano. Por otro lado, es necesario aclarar de manera enfática que Voluntad Anticipada NO es Eutanasia como se ha hecho creer equivocadamente, esta decisión la hace la persona en pleno uso de sus facultades mentales, previendo la posibilidad de que en algún momento en el futuro se encuentre incapacitada para expresar su voluntad por sí misma. La voluntad anticipada engloba principalmente lo valores de la persona, su entorno cultural y sus creencias religiosas y al tomar esta decisión, se deberá respetar en caso de un estado de enfermedad incapacitante.

La Ley de voluntad anticipada esta ya decretada en algunos estados del país, el primer lugar donde se estableció fue en el DF ahora CDMX. Desde el año 2008, este proceso se hace de forma similar a un testamento y ante notario público en este documento se expresa de manera detallada el cómo se quiere ser tratada en caso de una enfermedad terminal o en estado de coma, qué hacer en caso de que la persona pierda la capacidad de alimentarse por sí misma, y en caso de que los tratamientos médicos ya no sean útiles y la muerte sea inevitable, incluso decidir si el fallecimiento ha de ocurrir en casa o en el hospital. La ventaja de establecer este documento de Voluntad Anticipada, permite a la persona asegurar que su dignidad será respetada hasta el último momento de su vida, lo que garantiza una calidad de vida mientras esté en esa condición. Está plenamente demostrado que los procedimientos médicos agresivos afectan no sólo al enfermo sino también a toda la familia, poniéndolos en un estado de duelo anticipado y muy desgastante, lo que da como consecuencia problemas psicológicos difíciles de superar. Es necesario dejar en claro que esta decisión no atenta contra ninguna Ley actual ni es privativa de un marco legal que la avale.

¿Qué NO es voluntad anticipada?

Para establecer de manera puntual qué es Voluntad Anticipada, mencionaremos lo siguiente:

No es Eutanasia, Homicidio por piedad, ni Suicidio Asistido, porque en ningún momento se provoca la muerte del paciente.

No es Obstinación Terapéutica, porque el paciente decide anticipadamente y por escrito qué tratamientos y cuidados quiere recibir en la fase terminal de su enfermedad.

No son Cuidados Paliativos, porque éstos se le brindan al paciente independientemente de que suscriba un Acta o Escritura de Voluntad Anticipada.

No es Negligencia Médica, porque no se omite darle las atenciones y cuidados que el paciente requiere en la fase terminal de su enfermedad.

No es Consentimiento Informado, porque éste lo suscribe el personal de salud y son los médicos quienes, después de una explicación detallada del procedimiento, legitiman sus acciones.

Establecer esta Ley en nuestro estado, significará darle la importancia necesaria al proceso de la muerte, de cómo llega y cómo pudiese afectar la calidad de vida de un paciente, esta Ley permitirá que las personas puedan determinar de manera muy estricta su voluntad en caso de enfermedad, establecer claramente cómo quiere ser tratada y asegurar que sus familiares respeten su decisión, la cual es obligada y protegida por un marco jurídico creado para la misma. Es muy importante considerar la urgente necesidad de que esta iniciativa se decrete en Zacatecas, lo que nos permitirá, garantizar en todo momento la dignidad del ciudadano, si esto no se cumple, toda acción médica pierden sentido, es necesario reflexionar en ello.

 

 

 

*Invitada por el Consejo Estatal de Bioética

 

 


Nuestros lectores comentan

Deja un comentario